El Juzgado de lo Mercantil nº 6 de Madrid ha desestimado la solicitud de declaración de concurso necesario que había presentado un cliente contra el fondo inmobiliario del Santander, Santander Banif Inmobiliario, que el pasado 16 de febrero decidió suspender sus reembolsos durante dos años. Según informó hoy el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el juez considera que quien invierte en un fondo de inversión asume el riesgo de ganar o de perder, y cuando se producen pérdidas hay que acudir a la igualdad de trato. Por ello, sostiene que la solicitud de concurso necesario de acreedores "supone pretender alterar la igualdad de trato entre todos los partícipes de un fondo inmobiliario sujeto a una larga enajenación de activos".
En concreto, recuerda que los fondos de inversión inmobiliarios tienen, por la propia naturaleza de los bienes adquiridos como activos, escasa liquidez de modo inmediato, que además está regulada legalmente por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

"La ley fija los coeficientes imperativos de liquidez y diversificación para tales fondos, de tal modo que cuando las peticiones de reembolso superen el 10% que marca su Reglamento, la Comisión Nacional del Mercado de Valores -tal y como hizo-, está autorizada a suspender los reembolsos "a los fines de otorgar a todos los partícipes igual trato respecto a la reintegración del valor de sus participaciones", recuerda el auto.

La gestora de fondos inmobiliarios del Santander decidió en febrero suspender durante dos años los reembolsos de su fondo Banif Inmobiliario debido a la falta de liquidez para satisfacerlos.

La suspensión de los reembolsos tiene por objeto, según la gestora, disponer de tiempo para generar liquidez mediante la enajenación de sus activos.