Podemos ha lanzado este lunes una batería de propuestas fiscales de cara a incluir en la futura reforma fiscal, que aportarían un aumento de ingresos a las arcas públicas de 29.800 millones de euros, con vistas a reforzar los servicios públicos y desplegar nuevas iniciativas de carácter social.

Entre sus propuestas figuran la creación de un impuesto estatal que grave la vivienda vacía, de cara a motivar que salgan al mercado del alquiler, desplegar un nuevo tributo que grave los alimentos de mala calidad nutricional, un nuevo marco de fiscalidad verde y ampliar la lista de alimentos y bebidas no alcohólicos al tipo de IVA superreducido del 4%.

Estas son alguna de las medidas que ha defendido el partido durante el acto 'Tax the rich. Equilibrar la balanza fiscal' celebrado este lunes para reivindicar una reforma fiscal con progresividad, con la participación de las ministras Ione Belarra e Irene Montero, el exlíder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, el responsable del área económica de Podemos, Nacho Álvarez, el presidente de Gestha (Técnicos de Hacienda), Carlos Cruzado, y la coordinadora de Justicia Fiscal de Oxfam Internacional, Susana Ruiz. Entre el público también estaban presentes Marta Rosique (ERC) y Gorka Elejabarrieta (Bildu).

De esta forma, Podemos sienta las bases de cara al debate prioritario de la reforma fiscal, condensadas en un documento, al que ha tenido acceso Europa Press, y que busca impulsar en el Gobierno de coalición y con el bloque de investidura.

La formación morada recupera su propuesta de crear un nuevo impuesto a las grandes fortunas, para sustituir el actual tributo al Patrimonio, que se centraría en fortunas a partir de un millón de euros, con una exención por vivienda habitual de 400.000 euros y que no sería bonificable por las comunidades autónomas.

A ello se suma un recargo del 10% en el tipo del Impuesto de Sociedades a las empresas eléctricas por un periodo mínimo de cinco años, con posibilidad de prórroga, y cuya recaudación (unos 1.500 millones) se destinaría a abaratar el recibo de la luz a los consumidores.

Además, plantea la opción de crear un impuesto "sintético" que grave la calidad nutricional de los alimentos (fat tax), en la línea de los denominados 'health taxes', para reducir los productos que terminan provocando un alto coste para la sanidad pública, al estar asociadas a ciertas enfermedades.

FAT TAX E IMPUESTO A LA VIVIENDA VACÍA

De hecho, ahonda en que el año pasado ya aumentaron del 10% al 21% el tipo impositivo de bebidas azucaradas, junto a las medidas lanzadas en algunas autonomías. Por tanto, persigue homogeneizar ese marco con un impuesto "supletorio" que aportaría una recaudación de 800 millones de euros.

En el caso de la vivienda vacía, Podemos desgrana que es necesario desarrollar medidas "más ambiciosas" y de carácter estatal, aparte del recargo al IBI que recoge la futura Ley de Vivienda. De esta forma, ve necesario establecer un gravamen específico que evite "asimetrías territoriales" que desincentive el mantenimiento de pisos sin uso.

De esta forma, su idea es aplicar un impuesto de 5 euros por metro cuadrado de vivienda vacía, cuyo objetivo no es recaudatorio sino reducir el volumen de vivienda vacía, si bien contempla una subida de ingresos de 1.700 millones a las arcas públicas.

IRPF, NUEVOS TRAMOS A PARTIR DE 120.000 EUROS

En materia de IRPF, Podemos reivindica aumentar los tipos a partir de los 120.000 euros con nuevos tramos. Por tanto, las rentas entre 120.000 y 150.000 pagarían un 48% frente al 45% actual, mientras que desde esa franja hasta los 300.000 euros abonarían un 50%, frente al 45% actual. Finalmente, las rentas superiores a 300.000 euros tendrán un tipo del 52%, volviendo a la tarifa similar anterior a la reforma de 2015 del PP.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

A su vez, la formación morada defiende eliminar la posibilidad de reducirse aportaciones a planes de pensiones privados de la base imponible a partir de los 60.000 euros y reducir la brecha entre el tipo impositivo que disfrutan los beneficiarios de la 'Ley Beckham' y el tipo del régimen general. Con estas medidas al IRPF, Podemos calcula un aumento de ingresos de 6.000 millones.

Por otro lado, quiere rebajar el IVA al tipo súperreducido a los productos de higiene femenina, peluquerías, productos alimentarios y productos veterinarios, lo que generaría un descenso de ingresos junto a otras iniciativas de unos 1.200 millones de euros.

CAMBIOS EN EL IMPUESTO DE SOCIEDADES

En materia de Impuesto de Sociedades, alude al tipo mínimo del 15% consensuado a nivel internacional, limitar las exenciones de dividendos y plusvalías de sociedades por su participación en filiales (con vistas a fijarlas en al menos en el 85% en lugar del 95%), marcar un límite temporal al plazo legal para la compensación de bases negativas de ejercicios anteriores a 4 años y reducir el tributo a las pymes hasta el 23% (en lugar del 25%).

A ello se suma los planes de eliminar los "privilegios fiscales" que gozan las sicav y las 'socimis'. Con todos estos cambios, el aumento de recaudación estimado sería de 9.000 millones.

También aboga por modificar el impuesto de transacciones financieras para considerar las ventas brutas intradía y no sólo las netas, en línea con lo que hacen países como Francia, e incluir otras operaciones distintas a la compraventa de acciones, como por ejemplo los derivados financieros. Todo ello aportaría un aumento de recaudación de 1.500 millones.

Otro de los elementos centrales del planteamiento de Podemos es la fiscalidad verde y aplicar el principio de "quien contamina paga", de cara a equiparar el tipo aplicable a las actividades relativas

al refino y almacenamiento de hidrocarburos al tipo del 30%, suprimir la reducción de la base imponible del Impuesto de Sociedades en concepto de explotación de hidrocarburos y limitación de la compensación de bases imponibles negativas a cuatro años.

NO HAY DEMOCRACIA PLENA SIN "JUSTICIA FISCAL"

Con este volumen de ingresos añadidos, plantea reforzar el sistema de dependencia, aplicar cobertura universal a la educación infantil (0 a 3 años), desplegar la prestación universal por crianza con una cuantía de 100 euros con carácter general y 125 para familias monoparentales, ampliar los permisos por maternidad a 24 semanas para cada progenitor y habilitar una línea de financiación especial a las comunidades para reforzar la sanidad pública con motivo del Covid.

Durante el acto, Belarra ha llamado a lograr una reforma fiscal "ambiciosa" y ha remarcado, para lograrlo, la necesidad de lograr un acuerdo en el seno del Gobierno de coalición y también con la mayoría parlamentaria plurinacional en el Congreso.

Para ello, ha instado a aplicar ese impuesto a grandes fortunas y evitar que algunos territorios del país no se conviertan en un "paraíso fiscal interior". "Sin justicia fiscal, no hay una democracia que sea digna de tal nombre", ha lanzado.

Mientras, Nacho Álvarez ha advertido de que el actual modelo tributario es como un "queso gruyere", por el que se cuelan "privilegios fiscales".