La canciller alemana Angela Merkel no ha logrado construir un nuevo gobierno después de que las conversaciones de coalición se rompieran el domingo. El Partido Democrático Libre (FDP) tomó la decisión de retirarse, ya que el documento de estrategia presentado dejó a sus miembros comprometidos en cuestiones que van desde los refugiados hasta el medio ambiente y la energía.

Esto presionó al EURUSD que caída a primera hora desde 1.18 a menos de 1.1750 y, si bien posteriormente se ha recuperado, esperamos que la incertidumbre se extienda a los mercados a medida que la confianza en Merkel y el liderazgo alemán en general se ponen en duda.

Nosotros vemos el sesgo positivo del EURUSD intacto, siempre que se mantenga por encima de 1.1675.

Saxo Angela

Todo esto deja tres opciones a Merkel:

Una gran coalición (probabilidad del 20%): Esto significaría una repetición del reparto de poder de las últimas elecciones, entre SPD y CDU / CSU. Este escenario es el menos deseable para el líder del partido SPD, Martin Schultz, que se ha situado como "el partido de la oposición".

Dicho esto, podría haber movimientos ante esta posibilidad si:

Merkel dimite. Hay una posibilidad cada vez mayor de que Merkel renuncie (las probabilidades han aumentado al 25% desde el 0%. El SPD a través del vicepresidente del Bundestag, Thomas Opperman, ha indicado que si Merkel dimite, entonces "estaremos ante un nuevo escenario".

Sería esperable que el Presidente Federal, Steinmeier, presionara a su propio partido, considerando que la única verdadera mayoría se encuentra en la gran coalición.

Finalmente, es bien sabido que el Ministro de Asuntos Exteriores (y ex jefe del SPD), Sigmar Gabriel, está interesado en permanecer en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Gobierno en minoría (probabilidad del 20%): junto con los Verdes o el FDP. No existe un antecedente de gobierno minoritario en Alemania desde la Segunda Guerra Mundial, y en tiempos turbulentos, los políticos alemanes generalmente quieren evitar un Bundestag en el que una moción de confianza esté constantemente a la vuelta de la esquina.

La única parte atractiva de un gobierno minoritario es la alternativa: unas nuevas elecciones.

Nuevas elecciones (probabilidad del 60%): El resultado más probable es la convocatoria de unas nuevas elecciones en Alemania en los próximos 60 días. Sin embargo, hay algunos problemas de procedimiento que primero deben aclararse. Primero, el nuevo Bundestag debe ser disuelto; esto podría suceder a través de una simple moción de confianza. Fue utilizado por los cancilleres Brandt, Kohl y Schröder en el pasado, pero Merkel está de manos atadas ante este procedimiento ya que ella es solo "Canciller interina".

De acuerdo con el artículo 63 de la Constitución alemana, el Presidente Federal Steinmeier propondría a Merkel para canciller, una medida que luego iría a votación. Si la moción es aceptada, el Presidente tiene dos opciones: nombrar a Merkel canciller o disolver el Bundestag. Tiene siete días para tomar esta decisión y se realizarán nuevas elecciones dentro de los 60 días.

Fracaso a cámara lenta

Hay una verdadera sensación de conmoción en la política alemana hoy. Die Zeit, por ejemplo, publicó la historia bajo el titular "Fracaso a cámara lenta", afirmando que la marcha del FDP de las conversaciones de coalición ha dejado a CDU y a los Verdes en estado de shock.

Después de las elecciones alemanas del pasado septiembre, los votantes estaban muy decepcionados con que el tema de la inmigración no se discutiera. Los votantes, a pesar de haber perdido su confianza en los políticos, todavía están esperando una propuesta sobre el tema de la inmigración, así como sobre el medio ambiente y la energía.

Merkel descubrió que "simplemente no hablar de ello" ya no funciona. Las próximas semanas en la política alemana serán una llamada de atención: Merkel podría desaparecer si no se llevan a cabo nuevas elecciones, o Alemania podría ver una nueva campaña electoral donde evitar hablar de los tres temas anteriores costará votos a los partidos de centro y dejará a los partidos de extrema derecha y extrema izquierda como los únicos que ofrecen mensajes claros pero primitivos.

Alemania y Merkel han sido los líderes de Europa durante los difíciles años 2000 a 2010, ahora, sin embargo, Alemania necesita encontrar un nuevo camino ... y el tiempo corre.