La socimi Saint Croix obtuvo un beneficio neto de 21,8 millones de euros en 2021, lo que representa un crecimiento del 131% en comparación con el ejercicio precedente, debido a un aumento de la actividad y por la venta de varios activos inmobiliarios.

Los ingresos totales ascendieron a 24 millones de euros, un 21% más que en 2020, al mismo tiempo que el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 19,8 millones, un 28% más, según informa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En concreto, el segmento de hoteles experimentó un incremento de ingresos del 48%; el área de oficinas, del 13%; y los activos asociados al segmento comercial, un 21%; recuperando así la pérdida de ingresos generada por la pandemia. El área industrial los redujo en un 25% por la venta de un activo.

La cartera de arrendamientos a 31 de diciembre de 2021 ascendía a 229 millones de euros, con un grado de ocupación del 93% y un valor bruto de activos de 535 millones de euros.

En 2021, la socimi realizó inversiones en la adquisición de nuevos activos por 45 millones de euros, entre las que destacan dos edificios de oficinas de Madrid o la reforma de un hotel Meliá, también en la capital.