La rentabilidad de los fondos de pensiones cayó una media del 8,5 por ciento en 2008, lo que supone su mayor descenso desde 1996, según los datos estimados por el Servicio de Medición de Fondos de Pensiones de Mercer Investment Consulting. Este resultado obedece en gran medida al mal comportamiento de los mercados de renta variable de la zona euro y de fuera del euro, cuya rentabilidad bajó el 41,6 por ciento y el 34,4 por ciento, respectivamente.
Según la consultora, los únicos fondos que ofrecieron rendimientos positivos son los de renta fija, que se revalorizaron el 6,5 por ciento.

Por lo que se refiere a diciembre, la rentabilidad media de los fondos de pensiones se situó en el 0,6 por ciento, gracias al buen comportamiento de los mercados de renta fija y de los de renta variable euro.

Así, los activos de renta fija obtuvieron una rentabilidad del 1 por ciento y los de renta variable euro, del 0,9 por ciento; mientras que los de renta variable no euro bajaron el 7,4 por ciento.