Foment del Treball considera que ahora "no sería el momento más adecuado" para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) teniendo en cuenta la situación de crisis por la pandemia, y que está trabajando en una postura común con la CEOE.

Lo ha dicho el director de relaciones laborales y asuntos sociales de la patronal, Javier Ibars, junto a la presidenta de la comisión de relaciones laborales y recursos humanos, Maria Ángeles Tejada, este lunes en la presentación del 'Informe de Mercado y Negociación Colectiva'.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Tejada ha recordado que, desde el 2016, "el SMI ha subido un 50%" y que se debe valorar detenidamente si sería contraproducente un incremento hasta los 1.000 euros, cifra que demandan los sindicatos para este año.

Ibars ha advertido también que, a la hora de negociar el incremento salarial, se debe tener en cuenta los costes empresariales que están teniendo las empresas fruto de la crisis y que se trata de trabajar para encontrar un punto de equilibrio adecuado para todas las partes.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha propuesto a sindicatos y empresarios elevar el SMI hasta los 996 euros mensuales, 31 euros por encima de la cantidad actual --965 euros mensuales por catorce pagas--, con efectos desde el 1 de enero.