El beneficio neto atribuido de la petrolera estadounidense ExxonMobil en el primer trimestre de 2022 fue de 5.480 millones (5.211 millones de euros), lo que supone duplicar las ganancias del mismo periodo del año pasado, según se desprende de la cuenta de resultados que ha publicado este viernes la compañía.

A pesar del abultado incremento de las ganancias, estas hubieran sido más elevadas de no ser por un impacto negativo a nivel contable de 3.400 millones de dólares (3.233 millones de euros), derivado de la decisión de retirarse del proyecto Sakhalin-1, situado en la isla rusa de Sajalín, por la guerra en Ucrania.

La cifra de negocios entre enero y marzo fue de 87.734 millones de dólares (83.437 millones de euros), un 52,4% más que en el mismo periodo del año anterior. La producción de hidrocarburos de la compañía en el primer trimestre del año fue de 3,68 millones de barriles equivalentes de petróleo, un 3% menos que un año antes.

El coste de comprar petróleo crudo y otros productos para las tareas de refino fue de 52.388 millones de dólares (49.822 millones de euros), un 60,7% más, al tiempo que los gastos de producción y manufactura se elevaron a 10.241 millones (9.739 millones de euros), un 27% más.

La partida de gastos de venta, generales y administrativos de la compañía se mantuvo prácticamente invariable frente al primer trimestre de 2021, situándose en 2.409 millones de dólares (2.291 millones de euros).