El capital invertido en fondos de inversión en todo el mundo alcanzó en 2006 los 15,8 billones de euros, un 16,6 por ciento más que en el ejercicio anterior, según un estudio de la Sociedad Gestora de Fondos de Inversión del Grupo Deutsche Bank en Europa, DWS Investments.
Según este informe, desde 1996 se ha cuadruplicado el volumen del capital gestionado por fondos en todo el mundo, lo que confirma la buena salud de este tipo de inversiones, entendido como sinónimo de ahorro a largo plazo. De estos 15,8 billones de euros, un 50 por ciento corresponde a Estados Unidos, un 38 por ciento a Europa, un 6 por ciento a países de Asia Pacífico (excepto Japón), y un 3 por ciento a Japón. Por tipos de fondos, un 52 por ciento de la inversión se dirige a fondos globales, un 19 por ciento a fondos de renta fija, un 18 por ciento a fondos de renta variable y un 11 por ciento a fondos equilibrados o mixtos. Por países, el mercado de fondos de inversión de Estados Unidos, el mayor del mundo, creció casi un 17 por ciento, hasta situarse en 10,4 billones de dólares (7,9 billones de euros). Sin embargo, según DWS el mayor incremento del volumen de inversión en fondos se produjo, en 2006, en la zona de Asia-Pacífico (excluido Japón), donde India y Hong Kong experimentaron un incremento del 61,8 y del 37,4 por ciento, respectivamente. En Japón, el incremento fue del 24,5 por ciento debido, según DWS, a la afluencia récord de capital a los fondos de renta variable (82.000 millones en euros). Por lo que respecta al mercado europeo, los activos gestionados por fondos en Europa aumentaron casi un 14 por ciento, hasta alcanzar los 6 billones de euros. Todos los países del Viejo Continente experimentaron un notable crecimiento de la inversión en fondos, con la excepción de Italia, Grecia, Portugal y Turquía. En el caso de España, la inversión en fondos ha crecido un 3,4 por ciento en el último año, aunque el informe destaca la retirada de algo más de 2.000 millones de euros de productos de renta fija y de renta variable