El barril de Brent cotiza con descensos de más de un 1% después de que la OPEP y el resto de productores hayan acordado extender el recorte de producción de 1,8 millones de barriles al día durante los próximos 9 meses en un intento por reducir las reservas y aumentar el precio del petróleo.

Era una noticia anunciada y ampliamente esperada por todos los expertos.  Los productores de petróleo han acordado aumentar 9 meses más el periodo de recortes de producción. 

El petróleo cotiza en estos momentos en 53,3 dólares por barril, apenas un 5% de los niveles en los que comenzó el ejercicio, pero en niveles de 2015.

Petróleo

El recorto es necesario, explican todos los expertos, para poner fin a las consecuencias de la política iniciada por la OPEP –con Arabia Saudí a la cabeza- de inundar el mercado con petróleo a precios mucho más baratos con el objetivo de barrer a los productores no convencionales, fundamentalmente los estadounidenses. En estos momentos, los expertos asumen que será necesario continuar al menos hasta finales de año para situar las reservas en un nivel aceptable.

De hecho, los medios presentes en la capital austriaca informan de que en la reunión del miércoles, la OPEP no se mostró muy dispuesta a mantener los recortes más allá de marzo del año que viene, aunque prevén “tomar más medidas, siempre que sea necesario”, en un discurso y un tono más parecido a los bancos centrales en los últimos años.

Sin embargo algunos expertos como los de Carax AlphaValue ven poco margen de maniobra a los productores. Señalan que su experto en el sector, Alexandre Andlauer, “se encuentra estos días en Viena asistiendo a la reunión de la OPEP en la que los países productores empezarán a reconocer lo poco que pueden hacer con los recortes de producción y la gestión de las reservas de crudo frente a la aparición energética, llena de creatividad, tecnologías y recursos financieros de los nuevos productores de shale oil en Permian Basin (EE.UU.)

En su opinión “la aparición de estas noticias pueden ser la gota que colme el vaso de aquellos que estaban más positivos con el futuro del crudo al sostener el argumento de que los recortes no podrían extenderse de por vida y que incluso con los precios rondando los 50 dólares por barril, ya que ese nivel es más que suficiente para que los productores de shale oil obtengan los beneficios suficientes como para poder ir a los bancos/inversores privados en busca de financiación”.

Explican en la entidad que “los recortes de la OPEP están creando un sistema de protección de precios que está socavando el futuro de la propia organización.    En este entorno creemos que es bastante difícil que la OPEP sea capaz de bajar los niveles medios de reservas de los últimos 5 años, a tenor de la creciente actividad que está teniendo el shale oil (petróleo no convencional)”.

Los analistas de la firma apuntan que “nuestro punto de vista es que las recientes subidas que estamos viendo en los precios del petróleo serán difíciles de mantener en el futuro, de ahí que estos niveles puedan suponer un gran momento para plantear una salida del sector”, señalan.  

En Este entorno, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión sitúan al petróleo en fase de consolidación con una puntuación de 7 sobre 10.

Indicador Petróleo