La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado este jueves que España acogerá "un gran acto que congregará al sindicalismo europeo" durante la presidencia española de la Unión Europea (UE), en el segundo semestre de 2023.

En un acto organizado por el Partido Comunista de España (PCE), Díaz ha avanzado que el Ministerio de Trabajo ya está elaborando la agenda de ese evento, que "va a tener mucho que ver con el diálogo social y los sindicatos de clase".

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, y al de UGT, Pepe Álvarez, ambos presentes en el acto del PCE, serán "los embajadores" de España y los "protagonistas fundamentales" en esa futura cita del sindicalismo europeo.

Díaz ha vuelto a defender el papel de los sindicatos y de un sindicalismo fuerte, sobre todo "cuando más los combata la extrema derecha".

Además, ha aprovechado su intervención para agradecer la colaboración de Sordo y Álvarez con su cartera durante la pandemia.

"Cuando deje de ser ministra, voy a contar las cosas que estos hombres, en representación de sus organizaciones, hicieron con el Ministerio de Trabajo cuando se nos desplomaron 800.000 puestos de trabajo. Me senté en mi sofá a llorar y dije: No voy a ser capaz de levantar esto. Lo voy a contar cuando deje de ser ministra", ha confesado Díaz.

También ha valorado la apuesta "arriesgada" que hizo la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y su presidente, Antonio Garamendi, para sacar adelante la reforma laboral.

CAMBIO ESTRUCTURAL

Con la nueva reforma laboral plenamente en vigor desde comienzos de este mes, cuando terminó la "vacatio legis" de tres meses concedida tras su aprobación en diciembre, Díaz ha insistido en que la normativa ha supuesto "un cambio estructural en España", y sostiene que ya está teniendo "efectos positivos".

El secretario general de UGT se ha referido a la reforma como "una enmienda a la totalidad al sistema de relaciones laborales", aunque ha advertido de que "queda mucho trabajo por hacer".

"Es un camino que, en principio, no tiene límite. Tendremos que estar vigilando hasta qué punto se encuentran atajos por parte de las empresas", ha dicho Álvarez.

Desde CCOO, Sordo ha compartido el mismo análisis y ha señalado que la reforma fue "terriblemente ambiciosa" en la estabilización del empleo.

El secretario general de CCOO ha pedido "no confundir temporalidad con precariedad", ya que esta es "como la Hidra de Lerna".

"Se le corta una cabeza y aparece otra. No pensemos que hemos pactado una reforma que va a terminar con la precariedad. La precariedad se basa en muchas más cosas: bajos salarios, modelo de gestión, cómo se distribuyen las jornadas de trabajo...", ha matizado Sordo.

Tras la aprobación de la reforma laboral, alguno de los puntos centrales de la agenda sindical son el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) y la revalorización de los salarios.

Díaz también se ha pronunciado sobre los sueldos y ha aludido a los beneficios de las empresas. "Pido a las grandes empresas, con enormes beneficios, moderación, que la moderación sea para los que más tienen. Las rentas salariales en este país no admiten más moderación", ha insistido la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo.