“Contrariamente a lo que mucha gente puede pensar, los fallos de memoria no son algo inherente a la edad ni que estén ligados necesariamente al envejecimiento de una persona. La gente joven también puede padecerlos, en la mayoría de los casos debido a déficits de atención influenciados por situaciones de estrés o ansiedad subyacente", explica el responsable del Servicio de Neurología del Hospital Quirónsalud Cáceres, el doctor Pedro Enrique Jiménez Caballero, referente a nivel nacional en el diagnóstico y en el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas.

Así, no duda en asegurar que los problemas emocionales pueden derivar en deterioro cognitivo para el paciente: "Los pacientes con cuadros depresivos pueden tener dificultades para concentrase, así como desorientación, fallos de memoria, o incluso dificultades para realizar determinadas tareas instrumentales, así como en la expresión del lenguaje. A su vez, estos déficits suelen mejorar cuando lo hace el cuadro depresivo que lo ocasiona".

En concreto, el doctor Jiménez Caballero, autor de numerosos artículos científicos en revistas internacionales y conocido por haber descubierto una nueva mutación en casos de Alzheimer hereditario, mantiene que los primeros síntomas de demencia suelen ser fundamentalmente "fallos de memoria a corto plazo y desorientación temporal".

LAS NEURONAS MUEREN

Pone de ejemplo aquellas situaciones en las que no recordamos lo que ha sucedido recientemente, lo que conlleva a preguntar varias veces por lo mismo, o el no estar seguro del día o del mes en el que se vive.

“Estos son los primeros indicios que presentan los pacientes que padecen alguno de estos procesos neurodegenerativos y que se irán manifestando progresivamente a lo largo de meses. Además de estos síntomas más conocidos es habitual en los pacientes ver cierta apatía que les conduzca a perder el interés por realizar las cosas que hacían previamente, o que ellos mismos nieguen sus problemas, tendiendo a minimizarlos o dando excusas irreales", remarca el también autor de varios libros en la materia.

Estrategias de Inversión

Con ello, el especialista en Neurología de Quirónsalud recuerda que la característica común que rige a todo proceso neurodegenerativo es la muerte o la degeneración progresiva de las neuronas en el cerebro o en otras partes del sistema nervioso.

“Esta es la causa de decenas de enfermedades como el Alzheimer, un tipo de demencia que, sin embargo, no es la única. Aunque esta patología sea la demencia más frecuente existen otras, como la demencia por cuerpos de Lewy, la demencia frontotemporal o la demencia vascular, entre otras muchas", subraya el responsable del Servicio de Neurología del Hospital Quirónsalud Cáceres.

PREVENIR EL DETERIORO COGNITIVO ES POSIBLE

Con ello, Jiménez Caballero recomienda una serie de pautas para mejorar o prevenir el deterioro cognitivo, como mantener unos hábitos de vida saludable, fundamentados en una dieta sana y la práctica deportiva principalmente.

“Es necesario mantener una dieta saludable, realizar ejercicio físico diario, y llevar una vida activa, tanto a nivel socialmanteniendo relaciones sociales, como a nivel funcional, realizando actividades diarias. Todo ello colabora a la hora de mantenernos activos cognitivamente", recalca.

A su juicio es importante igualmente el realizar estimulación cognitiva, es decir, “una serie de ejercicios mentales que sirven para prevenir o enlentecer el deterioro cognitivo", a través de talleres de memoria o centros especializados, aunque también se pueden realizar de forma informal en el domicilio.

El neurólogo subraya en este sentido que ante la aparición de cualquiera de los síntomas citados anteriormente la consigna debe ser clara: “Se debe acudir al neurólogo para realizar un diagnóstico temprano y analizar si el paciente tiene un deterioro cognitivo para iniciar el tratamiento adecuado lo antes posible. De no ser así, el retraso en el diagnóstico puede acelerar el curso de la enfermedad y facilitar la aparición de trastornos conductuales en el paciente”.

El doctor Jiménez remarca que el Servicio de Neurología del Hospital Quirónsalud Cáceres que dirige ofrece un diagnóstico y un tratamiento adaptado a las circunstancias de cada paciente.