¿Al final era sólo por el Circuit breakers? Eliminarlo ayer y todo se recupera.
En estos momentos no sólo es que la bolsa china suba un 2.25 % como que hasta la moneda se está apreciando tras caer de forma ininterrumpida durante nueve días.
Sí, ¿era sólo el mecanismo? Recuerden que paraba la negociación durante la jornada una vez se alcanzaba un descenso del 7 %, tras interrumpirla cuando la caída era del 5 %. Un mecanismo que acentuaba la incertidumbre, pero no era el origen de ella. Pero esto es sólo mi opinión.





El Banco Central de China estima una caída de sus reservas de divisas de 108 bn. en diciembre. Nosotros tememos que la caída de las reservas ha podido acelerarse con fuerza en los primeros días de este año.
Con todo, r, la caída mensual de las reservas ha sido sistemática desde finales del año pasado. Y podremos entender, en parte, la depreciación del Yuan.

¿Sólo de China? Miren ahora este otro gráfico....



En definitiva, el descenso de las reservas de divisas ha podido ser generalizado a finales del año pasado en las economías emergentes: asiáticas, latam, exportadoras de crudo y otras commodities.

Al final, si algo está sorprendiendo del comportamiento de la bolsa china es la velocidad de la caídas y el elevado volumen vendedor. Pero, detrás de todo esto hay tres factores: 1. La propia velocidad de la caída del Yuan; 2. La renovada desconfianza sobre el crecimiento económico; 3. La propia inestabilidad y pérdidas en los mercados financieros internacionales. El primero, sin duda es achacable (en lo posible) a las autoridades chinas; el segundo, supone el reconocimiento de que los problemas de la economía y mercados son más estructurales que cíclicos; el tercero, la distorsión de fondo de los mercados financieros internacionales excesivamente dependientes de los bancos centrales.

El Banco Mundial revisaba su previsión de crecimiento mundial para este año hasta un 2.9 % desde el 3.3 % anterior, aunque aún más elevado que el 2.5 % que estima para 2015. Naturalmente, su principal preocupación son las economías emergentes. Pero, ¿y las desarrolladas? Al final, ¿hemos logrado resolver los problemas de fondo que nos llevaron a la Crisis financiera mundial? ¿y la hemos superado?. Muchos consideran, en mi opinión, con razón, que la debilidad estructural de la mayoría de las economías emergentes simplemente refleja los propios excesos de sus autoridades (o de las autoridades desarrolladas, especialmente los bancos centrales) durante los primeros años de la Crisis. Al final, podríamos hablar de la segunda fase de la Crisis ahora con diferentes protagonistas en el caso de las economías y mercados emergentes frente a los desarrollados antes.

Ahora bien, ¿puede llevarse por delante el propio crecimiento mundial? Dependerá, en mi opinión, de la relación de crecimiento entre la economía china y la norteamericana. El resto, tanto desarrollados como emergentes, con nuestros propios problemas, pero no con la suficiente entidad como para inclinar la balanza hacia el crecimiento mundial o la recesión.


José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España