El fondo "Soy Así Cauto" se dirige a los inversores que desean obtener rentabilidades anuales superiores a las de los activos sin riesgo, con una rentabilidad prevista del 4,20% y un rango de volatilidad de entre el 1 y el 2%. El inversor al que se dirige el fondo "Soy Así Flexible" es el que busca aprovechar las oportunidades que ofrecen los mercados de renta fija y variable, asumiendo ciertas oscilaciones. En este caso, el objetivo de rentabilidad es del 6%, con un rango de volatilidad de entre el 2 y el 5,5%. Por último, el fondo "Soy Así Dinámico" está pensado para aquellos inversores que buscan la mejor rentabilidad en el largo plazo, beneficiándose de oportunidades en los mercados de mayor riesgo. Su objetivo de rentabilidad se sitúa en el 8%, con una volatilidad que se mueve entre el 5,5 y el 9,5%. Cajamadrid ofrece la posibilidad de acudir a un asesor personal, que ayudará al inversor a determinar cuál es el fondo que mejor se adapta a sus necesidades