AmRest, la cadena de restauración con enseñas propias como La Tagliatella, Bacoa o Sushi Shop, alcanzó unos ingresos consolidados de 1.917 millones de euros en 2021, lo que supone un crecimiento del 25,9% respecto a un año antes, mientras que las ventas del cuarto trimestre se situaron en 539 millones de euros, un 35,6% superiores a las de un año antes.

El grupo ha resaltado que las ventas trimestrales marcan un nuevo máximo histórico, registrando el segundo récord consecutivo, a pesar de la afectación en el negocio derivada de la rápida expansión de una nueva variante del Covid-19 durante los últimos meses que ha llevado a un incremento de las restricciones impuestas por numerosos países con el objetivo de contener la expansión de la pandemia.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En concreto, las ventas en el canal 'dine-in' han sufrido el mayor impacto de estas limitaciones que siguen condicionando tanto el número de restaurantes operativos como su aforo.

No obstante, según la firma, los continuos avances en la adaptación del modelo de negocio a otros canales, y la "excelente" calidad de los servicios ofertados, han permitido que AmRest "siga incrementando ininterrumpidamente sus niveles de venta.

El índice de ventas en los mismos establecimientos comparables alcanzó el 130,7% en el cuarto trimestre de 2021, al tiempo que la cuota de restaurantes operativos se ha mantenido estable durante el trimestre, manteniendo abierto el 99% de los restaurantes.