"El mercado viene algo más revuelto de lo que esperábamos todos", reconoce el analista.

“Parece que los inversores han pasado del macro al micro de algunas compañías. Lo que más está pesando en el mercado es Apple, pero no vemos que sean unos resultados tan negativos, sino más bien es una excusa.

El oro ha caído con la excusa de que el dólar subía…pero es muy difícil justificar su caída. La caída de las materias primas vuelve a incorporar algunos riesgos en el mercado.

Yo aprovecharía la inestabilidad de ahora para comprar bolsa. Los únicos factores de riesgo son China y Grecia, pero los mercados se lo tomarán bien”.


*Declaraciones a Radio Intereconomía