El programa, organizado por la Consejería de Educación de Castilla y León y patrocinado por Banco Santander aportará 6.000 euros al capital social de las empresas creadas en torno a los dos proyectos premiados
 

El primer premio del concurso ‘Vivero Universitario de Promotores Empresariales’, dirigido al público universitario y que busca fomentar el espíritu emprendedor ha ido a parar a Olga Ivanova a partir de un proyecto multidisciplinar de la Universidad de Salamanca titulado “PAVEA”  y que plantea una solución tecnológica a la detección de Alzheimer en los pacientes. Así, a través de la medición de diferentes parámetros de la voz de los pacientes, se permite detectar de forma precoz la existencia de esta enfermedad.

El segundo premio ha sido concedido a Luis Miguel Sanz, de la Universidad de Valladolid y su proyecto “Hidrowave”, que explota las posibilidades del hidrógeno almacenado en estado sólido en el sector del transporte.

Los dos premiados podrán sacar adelante sus proyectos y crear una nueva empresa basada en sus proyectos. Para ello, el Banco Santander, una de las entidades colaboradoras en el evento, aportará 6.000 euros al capital social de las dos empresas resultantes de los proyectos premiados.

Según el Informe Varkey de la Unesco, el Banco Santander es el banco que más invierte para apoyar la educación en el mundo, manteniendo 1.200 acuerdos de colaboración con universidades e instituciones de todo el mundo.