Miguel Yacobi, Consejero Delegado de ThinkSmart, habla sobre la compañía y los retos que le acompañan de cara al futuro.

Cerraron 2016 con pérdidas de 1,57 millones de euros, el doble que en 2015. ¿A qué se debió?

El año 2016 como teníamos previsto era un año de inversión y de asentamiento en los mercados en los que estamos trabajando. Curiosamente, independientemente que hemos crecido en estas pérdidas, hemos crecido positivamente en la compañía en su facturación. Hemos crecido aproximadamente un 11,5%, que era algo que esperábamos nosotros en la compañía para este ejercicio. Además hemos mejorado también el margen bruto. Eran dos factores que independientemente que el resultado desde el punto de vista de pérdidas no ha sido el más adecuado, pero sí que demuestra una tendencia positiva de crecimiento como hemos venido haciendo en ejercicios anteriores. También es cierto que hemos hecho un ejercicio importante de reposicionamiento de nuestro producto para pasar de un mercado originalmente orientado a small and medium business, a grandes clientes que es donde más facilidad tenemos. Para ello lo que hemos estado haciendo es una inversión importante en equipos de venta y comercialización de los productos de la compañía, acciones de marketing, y por supuesto en inversión de la tecnología de la plataforma. Para ello, y tal y como lo hemos contado desde que la compañía salió a cotizar, estaba previsto en el proceso de crecimiento internacional y de expansión de la compañía.

Por otro lado, ¿por qué iniciaron el plan de expansión? ¿Cuáles fueron las razones de volver a salir fuera de España?

Eso tiene un sentido muy claro. Nosotros somos la compañía líder en el mercado español. Tenemos un posicionamiento privilegiado con clientes de hace muchos años que han venido demandando que les diéramos servicio en distintos mercados. Fundamentalmente en los mercados de Hispanoamérica que es donde las compañías españolas con las que tenemos más relación tienen inversiones importantes y oportunidades de negocio. Ese fue el primer motivo para encontrar una capacidad de dar servicio a estos clientes internacionalmente. Por otro lado también el producto que vendemos es un producto que cada vez tiene más repercusión su capacidad de ayudar a las compañías a crecer y pensamos que el mercado internacional está muy preparado para recibir un producto como el nuestro.

¿En qué consisten las dos plataformas (Motivate4one y Thinksmartone) y la aplicación (App4one)?

Son dos plataformas que persiguen un objetivo común, que es ayudar a que las grandes compañías mejoren el performance de sus empleados. Y lo hacemos a través de un proceso que incluye un sistema de tecnología que integra los datos de todo el rendimiento de los vendedores propios del canal y que ayuda con técnicas de motivación a mejorar sus resultados. La diferencia entre ambas plataformas es que la primera, que es con la que veníamos trabajando todos estos años es una plataforma pensada para grandes compañías donde una hay una integración importante, un proceso importante de servicios. Y sin embargo con la segunda, con ThinkSmartone lo que hemos conseguido es agilizar el proceso de venta, simplificar la forma en la que se entrega y capacitar a la compañía para que pueda vender estos productos a través de un canal de pagos. Con lo cual lo que permite es una llegada a más lugares y con un modelo mucho más óptimo de funcionamiento de la compañía.

¿De qué sectores proceden sus clientes?, ¿podrían citar algún cliente conocido?

Nosotros trabajamos desde hace años en cuatro o cinco verticales importantes. Quizá diría que en el que más experiencia tenemos es en el sector auto y las financieras de auto. Es un sector en el que trabajamos con las principales marcas como BMW, Hyndai que son clientes muy importantes nuestros. Trabajamos no solamente en España sino con algunos de ellos en varios países. También tenemos un vertical muy importante que es el de banca seguros. Trabajamos también en bebidas y alimentación, en tecnología y en compañías de telecom. Para los grandes operadores. Luego tenemos también un popurrí de sectores metidos en un canal donde tenemos compañías de retail, compañías de seguridad… Todos ellos son grandes clientes que lo que tienen en común es un gran colectivo de vendedores o de distribuidores y unos canales de distribución complejos.

Ustedes cotizan en el MAB. ¿Qué les ha aportado cotizar en este mercado?

Hay varios elementos que para nosotros han sido diferenciales a la hora de elegir el MAB como plataforma de financiación de la compañía. En primer lugar, la captación de recursos claramente. Para compañías como la nuestra, que es un tamaño intermedio de compañía, es un lugar muy adecuado para tener la capacidad de crecer y acudir cuando sea necesario a un mercado donde los recursos se pueden encontrar para apoyar a compañías en expansión como la nuestra. Hay otro elemento que quizá sea tan importante como ese, que es cómo te reposiciona, sobre todo en determinados mercados, el hecho de ser una compañía cotizada. En nuestra estrategia internacional donde estamos operando en mercados como Estados Unidos hay una gran diferencia entre ser una compañía pequeña, privada, o participada por un fondo de venture cap, que es ser una compañía pública. Eso para nosotros es como la noche y el día para iniciar una relación comercial con un gran cliente en un mercado como el americano. Quizá diría que para nosotros estratégicamente es una de las ventajas de cotizar en este mercado.

¿Qué previsiones tienen de cara al 2017?

2017 Esperamos recoger los frutos que sembramos en 2016. Como comentaba al principio el 2016 ha sido un año de alcanzar un punto de inflexión donde el esfuerzo que hemos hecho inversor tanto en tecnología como en el desarrollo comercial esperamos que empiece a dar sus frutos. Hemos generado varios contratos interesantes a lo largo del 2016 que van a tener su desarrollo económico importante durante 2017, con compañías en varios sectores y para las dos plataformas y además en nuestros cuatro mercados fundamentales, que son Portugal, España, Estados Unidos y México. Lo que esperamos es que a partir de ahora apalancarnos en estas ventas y conseguir que el resultado de la compañía comience a cambiar su rumbo.