Telefónica ha lanzado una emisión de obligaciones referenciadas al precio de su acción por un importe de 600 millones de euros  a un plazo de cinco años. Las obligaciones pagarán un cupón del 0% y se emitirán por encima de la par, a 101,25%,  por lo que ofrecerán una rentabilidad negativa del 0,25% . 
 
Las Obligaciones permitirán al inversor participar, mediante pago en efectivo,  en la apreciación de la cotización del precio de la acción de Telefónica a partir de cierto nivel. En ningún caso supondrá entrega o emisión de acciones de Telefónica por lo que tendrá efecto dilutivo alguno sobre la acción.
 
Esta operación ha permitido obtener un ahorro significativo respecto a la emisión de un bono senior al mismo plazo, a la vez que nos permite ampliar y diversificar nuestras fuentes de financiación. La emisión se ha colocado principalmente entre inversores institucionales internacionales.
 
Esta emisión se enmarca dentro de la prudente política financiera que caracteriza a Telefónica, y permitirá reforzar nuestra estructura de balance. Con esta nueva emisión, la actividad de financiación del Grupo Telefónica en lo que va de año se sitúa por encima de los 900 millones de euros.
 
El cierre y desembolso final de la operación será el próximo 9 de marzo de 2016.