MADRID, 04 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- Subir los impuestos al consumo y a la vivienda es la solución que plantea Bruselas para que España cree empleo y sea capaz de reducir el déficit. Unas "recomendaciones" que podrían suponer un aumento del IVA que grava la compra de casas nuevas y la eliminación con carácter retroactivo de la desgravación por vivienda.

Cabe destacar que el borrador de reforma fiscal, elaborado por un grupo de expertos liderado por Manuel Lagares y aún sobre la mesa del Gobierno, plantea una subida del IVA que grava la compra de obra nueva: del 10% actual hasta el general del 21%. No obstante, se baraja otra posibilidad y es un alza del 10% al 13%.

Otra posibilidad es la que propone la Comisión Europea: eliminación de la desgravación fiscal. La idea de Bruselas pasa por establecer un plazo de 10 años para poder aplicarse la deducción. Así, según Idealista.com, el contribuyente debería concentrar en esos 10 años la masa deducible, con los límites actuales sobre cuota, independientemente de si puede adelantar la devolución al banco en ese plazo o si sigue con la hipoteca hasta el total de su vida.

M.D.