El banco confirma sus planes de aumento del Beneficio por Acción (BPA) en 2016 y 2017, alcanzando incrementos de doble dígito en 2018.Prevé aumentar el dividendo por acción (DPA) y valor contable por acción (TNAV) anualmente hasta 2018.

Banco Santander confirmó hoy que está cumpliendo sus objetivos financieros del Plan Estratégico 2016-2018 anunciado el año pasado, pese al entorno macroeconómico más difícil.

La alta dirección del Banco Santander ha mantenido en Londres una reunión con analistas e inversores para actualizar la visión del Plan Estratégico 2016-2018. En la misma, Ana Botín, presidenta de la entidad, señaló: “Tenemos una estrategia clara y definida que nos está permitiendo ganar la confianza y fidelidad de los clientes en nuestros diez mercados principales. Gracias a nuestro modelo de negocio generamos rentabilidades sostenibles y predecibles, y estamos cumpliendo nuestros compromisos financieros y comerciales en un entorno más complejo”.


En el último año se han deteriorado las expectativas de crecimiento en varios países en los que opera el Grupo, especialmente en Reino Unido. Esto ha provocado la depreciación de buena parte de las divisas frente al euro y que las expectativas de bajos tipos de interés se prolonguen en el tiempo. Además, es previsible que en los próximos años continúe la incertidumbre regulatoria y el aumento de la presión fiscal en algunos mercados.

Pese a este contexto, Santander ha confirmado que se mantienen los objetivos clave del Plan Estratégico 2016-2018, incluyendo el compromiso de incrementar el dividendo y el beneficio por acción en cada uno de los tres ejercicios. Santander también confirmó que alcanzará 18,5 millones de clientes vinculados en 2018 y pasará de 15 millones a 30 millones de clientes digitales. En los últimos doce meses, el número de clientes vinculados ha aumentado un 10%, hasta 14,4 millones, y los digitales un 23%, hasta 19,1 millones. Además, la cuota de mercado en pymes y empresas ha mejorado en casi medio punto.

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander, dijo: “El contexto se ha deteriorado en algunos de nuestros mercados, pero nuestra estrategia y modelo de negocio continúan generando valor para nuestros clientes y accionistas. Nuestra diversificación geográfica, con masa crítica en nuestros mercados, y liderazgo en eficiencia, nos da una clara ventaja competitiva para aprovechar la mejora del entorno económico”.