El banco prevé aumentar el crédito a pymes por encima del 10% en todos los países donde está presente. Mejorará servicios, agilizará procesos y pondrá al alcance de las empresas herramientas necesarias para su crecimiento

 El consejero delegado de Banco Santander, Javier Marín, anunció hoy el lanzamiento de Santander Advance, un proyecto que coloca a las pymes en el foco de su estrategia global de negocio y con el que aspira a convertirse en el socio de referencia para su crecimiento en todos los mercados donde opera. Con esta iniciativa, que se lanza hoy en España y que en 2015 estará ya implantada en los mercados principales del grupo, el banco prevé impulsar el crédito a pymes por encima del 10% este año en todos los países donde está el grupo. Mejorará, también, los procesos internos para acortar los tiempos de respuesta al cliente y asegurar un servicio más especializado a este segmento.

Además de reforzar la oferta de financiación y la línea de productos específicos para pymes en cada mercado, Banco Santander ofrecerá una batería de herramientas para facilitar a las empresas su desarrollo y contribuir a reducir los obstáculos que dificultan su crecimiento. En este sentido, el banco lanza el programa Santander Advance Desarrollo con cuatro pilares básicos: talento y formación, internacionalización, empleo y conectividad. El objetivo de la entidad es que entre 2014 y 2016 más de 200.000 empresas se hayan beneficiado de este programa a través de las distintas iniciativas en marcha.

Con el proyecto, que incorpora las buenas prácticas del grupo en este segmento en mercados como Reino Unido (Breakthrough), la entidad se propone trasladar al cliente las ventajas de ser un grupo global y con fuerte presencia internacional. En esta línea, además de garantizar a las empresas todos los servicios, productos y asesoramiento necesarios para su internacionalización, lanzará en los próximos meses el Pasaporte Santander. Se trata de un identificador que garantiza a las empresas que hacen negocio en el exterior la atención de un especialista local y otorga a los clientes de Banco Santander las mismas ventajas que tendrían en su mercado en cualquier filial del grupo.

El consejero delegado, Javier Marín, subrayó: “Santander Advance se convierte en el nuevo modelo de relación con las pequeñas y medianas empresas para todo el grupo. El banco avanza así en la segmentación, refuerza su foco en el cliente y traslada a las pymes las ventajas de su fortaleza en capital y liquidez y de ser un grupo internacional, con fuerte presencia en mercados estratégicos. Las pymes son un segmento clave para Banco Santander y con esta iniciativa queremos convertirnos en sus socios para el crecimiento. Queremos más clientes, más vinculados y más satisfechos”.

Dentro de esta oferta integral, Marín anunció, también, la creación del Fondo Advance, un vehículo financiero para proyectos a medio y largo plazo que invertirá en las pymes principalmente a través de deuda subordinada y que nace en España con una dotación inicial de 250 millones de euros. Dicho fondo se destinará a proyectos con un importe mínimo de un millón de euros y será extensible a otros mercados.