nuevo contrato sacyr en portugal

Infraestruturas de Portugal ha adjudicado a Sacyr Somague la construcción de una línea ferroviaria de 40 kilómetros de longitud. Esta infraestructura formará parte estratégico del Corredor Internacional del Sur, que enlazará los puertos del sur del país (Lisboa, Sines y Setúbal) con la red ferroviaria que conecta con España a través de Badajoz.

El proyecto de Sacyr cuenta con una inversión de 130 millones de euros y tiene un plazo de ejecución de 28 meses.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

Las obras consisten en la construcción de una nueva línea férrea, que discurre fundamentalmente por el medio rural y que enlaza la Línea de Évora, la subsección de Alandroal y la Línea del Este. Los trabajos del contrato de Sacyr incluyen la construcción de la plataforma ferroviaria, drenaje y otras infraestructuras como viaductos, pasos, estaciones, edificios técnicos y las relacionadas con la señalización y telecomunicaciones.

En total, se prevé la construcción de 13 puentes que sumarán una longitud de 6,3 kilómetros. El de mayor altura tendrá una pila de 38 metros. Además, se ejecutarán 26 pasos superiores e inferiores y se restaurarán 30 carreteras.

Más cartera en Portugal

Este contrato ferroviario amplía la cartera de Sacyr Somague. Entre otros contratos, la  compañía construye actualmente en Lisboa dos nuevos hoteles por un importe de 12,5  millones de euros. Además, está realizando la rehabilitación del emblemático puente 25 de abril de la capital lisboeta.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí