Estas operaciones suponen un hito en la consolidación de la presencia de Sacyr Concesiones en México.
El hospital cuenta con una cartera estimada de ingresos de 1.233 millones de euros y la autopista de 214 millones de euros

Sacyr Concesiones ha cerrado la financiación de sus dos concesiones en México: el hospital de Tlahuac en la ciudad de México con el banco de
desarrollo mexicano Banobras por 86 millones de euros y la Autopista Pirámides-Tulancingo- Pachuca con la entidad mexicana Banco Interacciones también por 86 millones de euros.

El consorcio liderado por Sacyr realizará la rehabilitación de la Autopista Pirámides-Tulancingo-Pachuca, que une la zona arqueológica de Pirámides con la ciudad de Pachuca, por valor de 72,2 millones de euros. La concesión tiene un plazo de 10 años y supondrá una cartera estimada de ingresos de aproximadamente 214 millones de euros.

El proyecto contempla la rehabilitación y conservación de los 91,5 km que suman los dos tramos de la carretera federal libre MEX-130 y MEX-132 objeto del contrato, y que se extienden por los Estados de México e Hidalgo. La autopista consta de doble cuerpo, con dos carriles de circulación por cada sentido, lo que supone 183 km de longitud equivalente.

El consorcio que construirá y gestionará el hospital de Tlahuac en la ciudad de México, realizará el diseño, construcción, equipamiento, operación, mantenimiento y prestación de los servicios complementarios a los servicios de atención médica del Hospital General en la Delegación Regional Sur del ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado).

El centro hospitalario, que ya está en fase de construcción, dispondrá de 250 camas y supone una cartera de 1.233 millones de euros a lo largo de los 25 años de duración de la concesión.