El beneficio neto atribuible del grupo Sacyr en los nueve primeros meses del año ha sido de 82,6 millones de euros, ligeramente superior
(+3,1%) a los 80,1 millones de euros del año pasado, pero que significa un avance muy importante por la contabilización en 2013 de 47 millones de beneficio neto por la venta de activos inmobiliarios. Este positivo resultado confirma la buena evolución de los negocios
del grupo y ratifica la adecuada estrategia que está llevando a cabo de apostar por sus negocios core (construcción, concesiones de infraestructuras y servicios) y por la nueva división industrial, a través de la apertura de nuevos mercados internacionales, reducción
de costes y deuda y mejora de la rentabilidad.

Sacyr ha aplicado la nueva normativa contable NIIF 11* que implica una contracción de la cifra de negocio, el ebitda, la cartera y la deuda pero que no tiene impacto en el beneficio neto. El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 277 millones de euros;
teniendo en cuenta las desinversiones realizadas la rentabilidad se mantiene estable con un margen bruto del 13,8%, con lo que el grupo cumple su objetivo de mantener la rentabilidad a pesar de la contracción de la actividad, sobre todo en España.

Entre los acontecimientos más relevantes del año, destaca la exitosa monetización realizada por Repsol de los bonos argentinos como compensación por la expropiación de YPF, así como de su participación en la petrolera estatal argentina. Sacyr recibió 122
millones de euros del dividendo extraordinario que repartió Repsol por esta operación y que ha dedicado a amortizar deuda.
La cifra de negocios hasta septiembre ha alcanzado los 1.978,6 millones de euros (2,4% menos) debido, principalmente, a la persistente desaceleración en la actividad de construcción en España, la menor superficie alquilable de Testa por las desinversiones
realizadas, la terminación de las obras de dos desaladoras y el impacto de la reciente regulación en las energías renovables y en los precios de la electricidad. Hay que tener en cuenta que hasta abril las obras de ampliación del Canal de Panamá se vieron afectadas
debido a las negociaciones con el cliente y a la huelga en el sector en todo el país.

El cambio de consolidación originado por la NIIF 11 implica un descenso en la ponderación de la actividad internacional en la cifra de negocios y la cartera, a pesar de ello el grupo continúa con su expansión internacional que representa el 46% de la facturación. Por
zonas geográficas, el 31% de la facturación internacional se produjo en Chile, 25% en Angola, 11% en Portugal, 8% en Italia y el resto procede, principalmente, de la actividad en Brasil, Togo, Australia, Bolivia, Colombia, México, Perú, Panamá, Argelia, Irlanda, Cabo
Verde y Mozambique.

El grupo sigue manteniendo una importante cartera de ingresos futuros con 26.736 millones de euros que se apoya, principalmente, en las actividades más recurrentes: Sacyr Concesiones supone el 43% del total y Valoriza el 33%.

El 44% de la cartera total procede de la actividad internacional. Dentro de la actividad de construcción este porcentaje asciende al 83% debido a la intensa actividad licitadora que se está realizando fuera de España; en concesiones supone el 45% de su cartera.
El grupo sigue realizando un importante esfuerzo para reforzar el balance. Así la deuda financiera neta del grupo se situaba a 30 de septiembre en 6.298 millones de euros, 344 millones menos que en diciembre de 2013. La deuda corporativa se ha reducido en los
nueve primeros meses del año un 8% hasta los 293 millones de euros. En cuanto a la deuda de los negocios se encuentra perfectamente estructurada, ya que el 90% está asociada a la financiación de proyectos a muy largo plazo.

Una vez concluida la fase de consolidación del balance, Sacyr reforzó sus fondos propios en 166 millones de euros mediante la ampliación de capital de 36 millones de acciones de acciones de 1 euro de valor nominal a un precio de suscripción de 4,58 euros por acción con una suscripción del 100%. También registró con éxito una emisión de bonos convertibles por importe de 250 millones de euros. El objetivo de estas operaciones por un importe total de 416 millones de euros era obtener fondos adicionales para invertir e mpulsar el desarrollo de las principales líneas de negocio, principalmente las concesiones de infraestructuras y la construcción industrial, ambas volcadas en su expansión internacional.

EVOLUCIÓN DE LOS NEGOCIOS
Construcción (Sacyr Construcción + Somague).- Los ingresos del área se incrementaron un 3% frente a los registrados en los nueve primeros meses de 2013, hasta los 1.124 millones, debido principalmente a la fuerte actividad internacional que creció un 38,8% y ya representa el 70% de su cifra de negocios, frente al 52% de hace un año. El margen de ebitda se sitúa en muy buenos niveles: 5,9%, por encima del que obtuvo en los nueve primeros meses de 2013.

La cartera de obra ha crecido un 20% hasta los 5.265 millones de euros y refleja la acertada estrategia de contratación internacional que representa un 83% de la cartera total. La cartera internacional ha registrado un incremento del 25% en los nueve primeros meses
del año e incluye importantes adjudicaciones del tercer trimestre como la construcción de obras ferroviarias en Sao Paulo (Brasil) por 490 millones de euros y en Guadalajara (México) por 95 millones de euros.

El 4 de agosto se firmó el acuerdo definitivo con la ACP. En la actualidad las obras registran un grado de avance superior al 80% y ya se encuentran en Panamá las 16 compuertas antes del plazo previsto en el acuerdo, además se están realizando los trabajos previos para su instalación.

Además a lo largo del ejercicio ha obtenido otros contratos: en Angola por 325 millones de euros, dos hospitales en Perú por importe de 81 millones de euros, en Chile la segunda fase de la autopista Costanera Norte por 175 millones de euros y el nuevo ayuntamiento de
Coquimbo por 20 millones de euros y en España el embalse de Almudévar (Huesca) por 90 millones de euros, entre otros.
Concesiones de infraestructuras (Sacyr Concesiones).- En los nueve primeros meses del año, Sacyr Concesiones obtuvo unos ingresos concesionales de 88,8 millones de euros, un 3,7% menos que en el mismo periodo de 2013 debido a la venta en marzo de
2014 del 49% de los hospitales de Parla y Coslada. El ebitda fue de 59 millones y el margen de ebitda sigue situándose en buenos niveles: 66,4%. La cifra de ingresos total alcanzó los 302 millones de euros (+33,2%) por la mayor aportación de los ingresos de
construcción.

En enero de este año un consorcio coparticipado por Sacyr Concesiones ganó el concurso para la construcción y explotación de la autopista urbana Américo Vespucio Oriente (AVO) en Santiago de Chile con una inversión prevista de 710 millones de euros. Con posterioridad al cierre, Sacyr Concesiones ha cerrado la financiación del hospital de Antofagasta (Chile) y ha puesto en servicio tres meses antes de lo previsto el primer tramo de 31 kilómetros de la autopista de Accesos a Iquique, también en Chile.
Servicios (Valoriza).- Hasta el 30 de septiembre de 2014, Valoriza facturó 669,8 millones de euros, lo que supone una caída del 11,1% respecto al mismo periodo de 2013. El ebitda alcanzó los 53 millones de euros a junio de 2014 (-32,3%) por el impacto de la nueva
regulación de las energías renovables, la menor actividad de construcción de las desaladoras y la venta de algunas concesiones de aguas de Portugal. Por áreas, medioambiente facturó 220,7 millones de euros; agua, 112,1 millones; multiservicios, 205,9 millones e industrial 131,1 millones. La cartera de ingresos futuros de Valoriza supera los a 8.721 millones de euros y un 25%
se encuentra en el exterior.

La importante actividad licitadora de Sacyr Industrial ha permitido que su facturación internacional haya crecido en el entorno del 14% y su cartera se haya incrementado un 86% en los nueve primeros meses del año hasta los 2.375 millones de euros. Durante los nueve primeros meses del año, destaca la adjudicación a Sacyr Industrial de la construcción de una planta cementera en Bolivia por importe de 180 millones de euros, y de infraestructuras eléctricas por 12 millones de euros en México; Valoriza Agua ha obtenido contratos en Asturias y Cantabria por más de 20 millones de euros, Valoriza Servicios a la Dependencia realizará la gestión de 6 centros de día en La Rioja por casi 6 millones de euros y el servicio de ayuda a domicilio de la ciudad de Guadalajara por 3,5 millones, Valoriza Facilities ha firmado contratos de mantenimiento y/o limpieza por más de 45 millones de euros y Valoriza Servicios Medioambientales ha obtenido contratos de
conservación y mantenimiento por más de 50 millones.

Patrimonio en alquiler (Testa).- La facturación de Testa en los nueve primeros meses del año fue de 140,7 millones de euros y el ebitda de 110,9 millones de euros, inferiores a los datos del mismo periodo de 2013 debido, en gran medida, a la menor superficie alquilable.
El margen ebitda se sitúa en el 76% y el nivel de ocupación sobre rentas de los inmuebles de Testa en el 96%, prácticamente plena ocupación. En el periodo Testa ha completado la desinversión del 32% de su participación en la sociedad Preim Defense 2, en junio vendió un 12% y en septiembre el 20,1% restante por un importe global de 64 millones de euros. Durante los nueve primeros meses también ha
vendido un inmueble de viviendas en alquiler ubicado en la calle Conde de Xiquena 17 de Madrid por 7,4 millones de euros y ha cedido el derecho de superficie de una residencia de tercera edad por 13 millones, ambas operaciones con plusvalías.