MADRID, 10 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .-
Polaroid, Kodak, Blockbuster... son muchos los casos de grandes compañías que han desaparecido por no introducir innovaciones en sus productos o servicios. Esta es la dura realidad de la era digital y es que las empresas incapaces de adaptarse a su entorno y al consumidor están abocadas al fracaso."Generalmente, las grandes compañías son mucho más conservadoras que las de nueva creación y no harán nada que no haya sido probado o que pueda arriesgar las ganancias futuras. Los intentos de innovar realmente requieren una mentalidad muy diferente, más emprendedora y arriesgada", indica George Deeb, gerente socio de la empresa de asesoramiento empresarial Red Rocket Ventures.
LOS RIESGOS A CORTO PLAZO
Las grandes compañías que cotizan públicamente tienen ingresos trimestrales y deben llenar las expectativas de los accionistas. Esto puede desviar el interés sobre la investigación y el desarrollo hacia los ingresos y ganancias, tal y como recoge la BBC.
Las grandes empresas no son expertas en monetizar ideas porque están tan concentradas en cumplir con el rendimiento a corto plazo para cumplir las demandas de los accionistas. Steve Jobs, por ejemplo, fue un duro supervisor y un visionario implacable, justo lo necesario para empujar la innovación
SUBCONTRATAR PARA INNOVAR

También podemos encontrar ejemplos de empresas en las que la innovación ha sido clave como motor de crecimiento. Es el caso de General Electric, multinacional con ingresos por valor de 150.000 millones de dólares, que produce turbinas de gas.
Su "innovación abierta", invitando a ingenieros externos a tomar parte en competencias de diseño, le llevó a iniciar un concurso para inventar un modelo para la impresión 3D de soportes más livianos y fuertes para sus motores de aviones. Este diseño para GE redujo el peso del soporte de un motor de avión en un 84% gracias a un estudiante de Indonesia. Es una gran lección de cómo se pueden conseguir ideas rápidamente.
Definitivamente subcontratar para innovar parece ser la tendencia. Al asociarse con otras organizaciones, desde académicos a empresas de nueva creación, las compañías más grandes pueden introducir nuevos productos y estrategias más fácil y rápidamente.
EQUIPOS DE 'DOS PIZZAS'
Uno de las estrategias es establecer equipos de 'dos pizzas'. Esto significa mantener equipos lo suficiente pequeños como para ser alimentados por dos pizzas grandes, dándoles autonomía y acceso directo a los consumidores. Esto estimula la toma de riesgos y la innovación.

LEER MÁS:
- CaixaBank, reconocida como el mejor banco del mundo en innovación tecnológica
- ¿Se acabaron los emprendedores?
- Así nació Twitter: cuatro emprendedores, envidia y mucha traición