Ya cumplido el ecuador de este primer mes del año, las casas de análisis siguen manifestando sus recomendaciones para el año. Un ejercicio que tendrá en los activos cíclicos su mejor cómplice, en materias primas energéticas y de metales pero también en determinadas agrícolas. Una estrategia que, tal y como manifiesta ETF Securities, tiene su riesgo. Y éste, podría venir de la deflación. 

Las recomendaciones para este año llevan la palabra “cíclico” a sus espaldas. Todo al calor de una recuperación económica que hace favorable la inversión en materas primas cíclicas “principales beneficiadas del continuo crecimiento económico en EEUU”, explica el último informe de ETF SEcurities. Esta casa destaca, aparte del continuo estímulo del gobierno chino, que los rendimientos de las materias primas han estado rezagados respecto a la evolución de los indicadores macroeconómicos tradicionales, como por ejemplo, el índice de actividad estadounidense, entre otros.

Pues bien, la revalorización de las materias primas podría continuar al calor de una reducción e la oferta como consecuencia de la caída de los precios. Y es precisamente la distorsión en la oferta un tema común en el merado de materias primas que seguirá siendo un factor clave en la evolución de los precios a lo largo de este 2015. Por el momento, aunque la caída es transitoria, ha sido suficiente para dejar oportunidades en activos que tienen unos niveles de valoración atractivos.

Metales preciosos, cuestión de oferta

Pero ¿y si nos fijamos en la demanda? Hay que mirar hacia los metales preciosos pues el fortalecimiento de China y EEUU debería respaldar una mayor demanda por éstos en 2015. Eso sí, no todos. ETF Securities opta por el paladio, platino o la plata como los mayores beneficiados del actual escenario económico aunque los dos últimos podrían pasar la primera mitad del ejercicio bajo presión por la vulnerabilidad de las economías de la Eurozona y Japón.

Algo más moderados serán los rendimientos que ofrezca el oro, especialmente si se toma en consideración que las políticas expansivas de los bancos centrales presionan a la baja a la onza de este metal. Aunque es posible encontrar cierto “refugio” en este metal en momentos puntuales de volatilidad, estos expertos ven la onza cotizar entre los 1250-1300 dólares la onza siempre que y cuando Estados Unidos comience a subir tipos “de manera honesta y gradual”.

Comodities por debajo de la producción


Metales industriales para el largo plazo

Este es precisamente el motivo por el que muchos de los metales industriales han quedado rezagados este año. Tanto, que son muchos los activos que se negocian por debajo de su coste marginal de producción.

Eso sí, aunque a corto plazo este escenario puede presionar a la baja, “esperamos que los precios se recuperen en la segunda mitad del 2015 debido la continuo crecimiento de la economía china”.

Metales industriales




No hay que mirar muy lejos para ver cómo está cotizando el crudo después de la fuerte caída de precios a la que asistimos en los últimos compases de 2014. Una caída que, a juicio de esta casa, ha sido exagerada y podría recuperarse “a medida que China flexibilice su política monetaria para estimular el crecimiento, EEUU se recupere y la producción pase a desarrollarse a precios más bajos”. Estos expertos ven al barril de West Texas bajo presión en la primera mitad de 2015, ajustándose hacia un precio de 70 dólares/barril y 75 dólares/barril para el Brent. Para el Gas natural creen que la fuerte demanda superará a la creciente oferta estructural, permitiendo al mercado ajustarse durante la segunda mitad de 2015. “Bajo nuestro principal escenario, los precios del gas natural estarían apreciándose de los 3.0 millones de galones hacia el 3.6 millones para la segunda mitad del ejercicio”.

Costes de la energía


Sector agrícola, a merced del tiempo

Un hueco también para las materias primas agrícolas que está presentando unas perspectivas variadas y condicionada a la evolución del tiempo. Porque la suerte de este sector va ligada a la evolución de del tiempo, donde la temperatura del agua a lo largo del océano Pacífico yace cerca de los valores del Niño. Porque es este evento el que ha determinado la evolución de las distintas materias primas agrícolas para este año. Implicaciones bajistas para la soja y el maíz pero positivos para el trigo, el azúcar, el café el cacao.

Efecto El niño


Vea el informe completo en el archivo adjunto