En lo que va de año la eléctrica española es uno de los valores que mejor han aguantado los problemas en el mercado. En concreto, la compañía solo se deja un 6%.
 
Quizá por eso Iberdrola vuelve al radar de los expertos. De esta forma, los analistas de RBC han recortado el precio objetivo de la compañía desde 7,50 euros hasta 7,25 euros por acción.

Por su parte, en Carax Alpha-Value han rebajado la recomendación de la eléctrica desde comprar hasta añadir con un precio objetvio de 6,89 euros por acción.
 
Estos cambios han coincidido con un cambio de fase bursátil, según apuntan los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión, que sitúan a la compañía en fase de rebote, con una puntuación de 2,5 en una  escala que va del 0 al 10.  Tal y como se puede ver en el gráfico, casi todas las métricas son negativas y así se puede ver que la tendencia tanto a corto como a medio plazo es bajista.

iberdrola