Íñigo de la Sierra, ministro de Fomento, explicará hoy las bases del nuevo Documento de Regulación Aeroportuaria (Dora), para establecer las nuevas tarifas que Aena cobrará a las aerolíneas en los 5 años próximos.

De la Serna propondrá al Consejo de Ministros rebajar las tasas un 2% anual hasta el año 2021. Lo mismo propone la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV) y va en contra de la propuesta de Aena, que opta por congelar las tarifas siguiendo las variables de “su plan de inversiones o las previsiones de tráfico de pasajeros para los próximos años”, explica el diario Expansión.

La pasada semana finalizaron las distintas consultas a los comités de coordinación aeroportuaria y ahora el Gobierno cuenta con unas pocas semanas para aprobar un nuevo Dora, que establezca tarifas nuevas, para que entren en vigor el 1 de marzo.

Según Expansión, “la posición del Ministerio se sitúa a medio camino entre los cálculos efectuados por las aerolíneas y por Aena”. En el año 2016, el tráfico aéreo se cerró en 230 millones de pasajeros y las compañías creen que las tarifas deberías un 4,1% anual, aunque si se tiene en cuenta el coste medio utilizado por la CNMV la bajada de las tarifas debería ser del 3,5%.

Las aerolíneas han indicado que “es más que razonable una bajada de las tarifas” y están de acuerdo con la propuesta de rebaja del 2,59% que presentó Aena en el proceso de consultas.  La compañía también defiende la congelación de las tasas debido a que opina que están por debajo de la media de los aeropuertos europeos y la reducción de los costes aeroportuarios tendrá una mínima repercusión en los pasajeros y aumentará la cuenta de resultados de las aerolíneas.