Es el dato que podría consolidar las subidas…o poner punto y aparte a las mismas. El dato de empleo en EEUU, que se conocerá en algo menos de dos horas,  será lo que determine el cierre semanal de los mercados. Pero ¿por qué es tan importante?
 

A pesar de que todas las miradas están puestas en el mercado chino y en las decisiones que están tomando sus autoridades para evitar una penalización mayor de sus mercados, hay un dato al que está esperando el mercado como “punto de inflexión” de la semana: el dato de empleo den EEUU.  Un dato que servirá para determinar cuál será la política monetaria de la FED en los próximos meses una vez inició, el pasado mes de diciembre, el proceso de subida del precio del dinero. (Vea: Subidas de tipos de la FED)

 Una subida que comenzó al calor de una economía en crecimiento, baja inflación derivada de los bajos precios del crudo y un mercado de trabajo que se acerca al pleno empleo.  Eso sí, esta semana ha habido voces de varios miembros advirtiendo de que este año habrá, como mínimo, 4-5 subidas más por parte del organismo monetario.  Algo con lo que el resto de mercado se muestra más cauteloso, especialmente si atendemos a la situación que están viviendo las economías emergentes.

Pero ¿cuál es la previsión para el dato empleo?  Se espera que se mantenga sin cambios en el 5% actual  aunque en otros datos, como las nóminas no agrícolas, podrían descender en torno a 11.000 personas.  Siempre que haya datos por debajo serán negativos para el mercado aunque si se incrementan, es esperable que se mantengan las alzas de los principales índices.  Pero lo que es más importante, un tasa de desempleo por debajo de lo esperado, podría aplazar las subidas de tipos de interés por parte de la FED y provocar un frenazo en la apreciación del dólar.

Evolución del Euro-dólar. Fuente: BCE



La oficina de empleo de EEUU publicaba recientemente sus proyecciones para los próximos diez años , en los que preveía un aumento de la ocupación de un 7% en la próxima década.