MADRID, 18 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Las sospechas han vuelto a salpicar al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), esta vez centradas en Ebioss, que salió al mercado en julio de 2013 y se dedica a la ingeniería tecnológica, la gestión de residuos y las plantas energéticas.

La compañía, con sede en Bulgaria y dirigida por Óscar Leiva, anunció el 16 de julio un acuerdo para comprar la portuguesa TNL, especializada en el desarrollo de soluciones tecnológicas para la gestión de residuos urbanos. Esta es la operación que ha hecho saltar las alarmas, ya que esta compañía se encuentra en pérdidas y sus ingresos se han desplomado un 80% en los tres últimos ejercicios.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.
En su comunicado al MAB, Ebioss informó de que TNL tenía una facturación media de 8 millones de euros en los últimos tres años. En realidad, los ingresos de la portuguesa han pasado de 13 millones en 2011 a 9,6 millones un ejercicio después, y a 2,5 millones al cierre de 2013. Además, TNL acumula impagos a proveedores, que podrían reclamar a la compañía tras la inyección de 1,5 millones de euros por parte de Ebioss.

“Los resultados negativos de los dos últimos años fragilizaron la tesorería de TNL, aumentando el plazo medio de pago a sus proveedores. Esta situación está siendo gestionada con los proveedores”, señala Nuno López, consejero delegado de TNL, en declaraciones a El Confidencial. "El aumento de capital en TNL llevado a cabo con la entrada de Ebioss permite regularizar de una forma inmediata los montantes en atraso", agrega.

Ninguno de estos datos sobre la frágil situación financiera de TNL fue comunicado al MAB y otros se maquillaron, lo que ha vuelto a poner en tela de juicio los controles en el Mercado Alternativo Bursátil.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí