A priori, la decisión de China  es un buen paso para la apertura del mercado. El banco de china está utilizando políticas cada vez más ortodoxas y obviamente es lo que ha provocado el efecto más importante sobre el sector de autos y siderúrgicas…y en menor medida, el sector lujo.

Pintan bastos pero todos queremos que se flexibilidad el mercado, que la divisa evolucione de una forma más razonable y el Banco de China establece un cambio oficial y permite fluctuaciones de +- 2%, ahora ha querido devaluar la divisa y el mercado incluso deprecia más la divisa.  Son medidas más ortodoxas encaminadas a que la economía china sea algo más flexible. Pero no todo cae: el oro que había sido muy castigado, hemos comenzado a tomar alguna posición. Hay que buscar este tipo de movimientos y buscar los sectores que se pueden ver positivamente afectados.

 No hay más intervencionismo que el de la FED, Banco de Inglaterra o el BCE. Sabemos quién es el que mete las manos en el mercado y se llama Janet Yellen pero lo fácil es culpar a otros bancos centrales. Hace 4 años el problema era el sobrecalentamiento de la economía china y se tomaron políticas para desinflar esa burbuja. Ya decimos que el problema es China no Grecia, que es una mala patada hacia delante. Algunos economistas hablaban que si esto se va de manos, podría impactar en la Eurozona al ritmo del 4% de la economía.

El ver y esperar si el mercado se estabiliza, si los agentes económicos son capaces de estabilizar estos movimientos, creo que el “esperar y ver” es lo más adecuado. Lo razonable es esperar porque estos movimientos de verano son típicos. La economía americana ha dado síntomas de recuperación y por ahí se debe guiar la subida de tipos de EEUU.

Telecomunicaciones, publicidad, media, papeleras, aerolíneas…son sectores en los que se pueden encontrar oportunidades en este momento. No hay que vender las carteras pero sí hacer ciertas coberturas con ventas a futuro.  Son momentos para cazar gangas: Telefónica, que está en nuestra cartera modelo y Grifols, que no está tan afectado por todos estos movimientos. No tiene una exposición importante a china ni a la devaluación del Yuan.

Declaraciones a Radio Intereconomia