Una cosa que no me convence mucho del Santander es que los ingresos sigue cayendo y lo hacen más de lo que caen los costes. Los resultados en general no son malos pero lo que más ayuda a las cifras es el descenso de provisiones.

Es importante recalcar que sigue cayendo la morosidad, porque en España era un hándicap que teníamos,  ahora bien, sigue cayendo el margen de intereses. Ha caído 3-4%, sigue cayendo el resultado por operaciones financieras  y tienen que lidiar con el entorno de tipos bajos. El negocio principal sigue viniendo de Brasil y Reino Unido, con lo que siempre tendemos riesgo en cuanto  a regulación y tipo de cambio.

Dicho esto, no quiero parecer negativa porque los resultados se han apoyado mucho en el incremento de comisiones, son positivos y además hoy el mercado lo está premiando. Eso, unido a los datos macro que han sido positivos, hacen un escenario muy positivo.

Tras las cuentas del Santander, se ve más potencial este año al sector. hay que ver cómo se desarrolla la política del BCE pero el dato de inflación es positivo. No descarto que a finales de año los QE del BCE desaparezcan. Eso es positivo para el sector bancario. Ojo con BBVA que tiene mucha exposición a México  pero Bankinter tiene mucho potencial.

Dentro de las compañías  beneficiadas por las políticas de Donald Trump, Grifols iba a ser una de las  grandes beneficiadas, también ACS porque tiene presencia allí y, si se implementa la mejora de infraestructuras e incremento de la inversión, será buena en el sector. Si vemos la subida del dólar que ahora mismo no estamos viendo, todo esto beneficiará a las compañías con exposición a EEUU. 

Declaraciones a Radio Intereconomia