Meliá Hotels International obtuvo en 2016 un beneficio de 100,7 millones, que representa una mejora del 180% respecto al año anterior, más reseñable aún si se considera que en 2016 apenas sí se generaron plusvalías por rotación de activos.

Si se excluye el efecto de las plusvalías, el Ebitda del Grupo mejoró también en un 14% y los ingresos del Grupo ascendieron a €1.798,4 Mn (+7%).

Si se computa la totalidad de ingresos (incluyendo los de los hoteles en gestión y las desinversiones) la cifra asciende a €2.882,4 Mn. Muy positiva se considera también la mejora registrada en los márgenes de Ebitda, de casi 100 puntos básicos, sin dejar de cumplir con los objetivos de expansión y reposicionamiento, tan importantes en la estrategia del Grupo.

Los resultados financieros, por otra parte, experimentaron una mejora del 49%, atribuible de manera conjunta a una consistente reducción de la deuda - que desde diciembre de 2015 se redujo en €226 Mn – junto con una reducción del tipo de interés medio de 90 puntos básicos, que repercutió en un ahorro financiero superior a los €28 Mn.

El dato que mejor indica la evolución del negocio hotelero, el RevPAR o Ingreso Medio por Habitación, consiguió superar los niveles registrados en el año 2007 – pico del ciclo- en todas las Divisiones de la Compañía (para las que existe comparativa), manteniendo un amplio recorrido para los próximos años.

La cadena hotelera mejoró sus resultados en todas las divisiones. En la División Américas, el RevPAR experimentó un crecimiento del 3,8%, en la División EMEA se registró un desempeño muy sólido durante 2016, con un incremento del RevPAR global de la región del 12,4% gracias a la extraordinaria evolución de los hoteles de España y Alemania.

Con vistas a 2017, desde Meliá consideran que la región tendrá una evolución positiva en general que se traducirá en un dígito alto de crecimiento del RevPAR, con un año positivo en Alemania y un cambio de tendencia en Francia y UK, donde el RevPAR se incrementará en el primer trimestre en dos dígitos, y una buena temporada en España, especialmente para los hoteles de lujo. En la división Asia-Pacífico muestra un ligero crecimiento del RevPAR, como a la mejora de un 25%; en Cuba mejoró el RevPAR un 10,3%. En la División Brasil, la compleja situación política y económica volvió a impactar negativamente en los resultados de los hoteles.