Talgo cerró el 2016 con un beneficio ajustado de 72,9 millones, lo que supone un descenso del 5,4% con respecto a los 77,1 millones obtenidos en el ejercicio anterior. El ebitda mejoró un 3,6% hasta los 107,9 millones de euros.
 
En 2016 los ingresos netos de Talgo se incrementaron un 11% hasta 579,8 €m en 2016 (520,7 €m en 2015), mientras que el EBITDA ajustado alcanzó 113,3 €m con márgenes del ~20%.
 
Las necesidades operativas de fondos estables en el segundo semestre 2016 estuvieron en línea con lo esperado, hasta 265,2 €m.
La Deuda Financiera Neta alcanzó los 191 €m a final de año resultando en un ratio DFN/EBITDA de1,7x. La deuda se incrementó en 68 millones desde el cierre de 2015 y el DFN/EBITDA aumentó 7 pb.

La cartera de pedidos ascendió a 2.604 €m, 4,5x los ingresos netos de 2016 (84% corresponde a servicios de mantenimiento).

A diciembre de 2016, el 75% de la cartera se mantiene fuera de España, principalmente en Arabia Saudita y Kazajstán. Sin embargo, el nuevo contrato obtenido en España para la fabricación y mantenimiento de 15 trenes AV sumará 566 €m(1) a la cartera en 2017, una vez firmado el contrato.

El 84,3% de la cartera de pedidos actual corresponde a servicios de mantenimiento, lo que garantiza una capacidad de generación de caja a largo plazo. Además, la cartera de mantenimiento proporciona un potencial de crecimiento adicional al considerar la brecha existente entre el vencimiento de los contratos y la mayor vida útil de la flota.

El equipo de mantenimiento sigue siendo una línea de negocio complementaria (3,5% de la cartera) con fuerte posición competitiva dentro del segmento (> 15% de cuota de mercado en todo el mundo).