Si se van superando soportes perforados es lo que daría a pensar en un rebote más sostenido, pero de momento es rebote. Igual que el sector automovilístico ha sido el detonante de las caídas hoy ese el revulsivo en el que se fijan los operadores. 

Los niveles de muy corto plazo, el DAX30 tiene resistencia en 9.700-9.720 puntos, que abriría pasado a un nuevo tramo alcista. En el caso del Ibex, ayer se perforaban mínimos del 24 de agosto, con lo que podríamos situar la resistencia en los 9.550-9.600 puntos.

En Abengoa, seguimos viendo un valor no apto para cardíacos. Para desepejar incertidumbre habría que conocer los  términos de la ampliación con lo que mucho cuidado .Niveles a vigilar: 1,10-1,11 euros, que ha tocado varias veces en septiembre, y zonas de soporte no tiene hasta los mínimos tocados recientemente, en 0,72-0,74 euros. El riesgo es alto porque la ecuación rentabilidad riesgo no es adecuada en los niveles actuales.



El sector bancario no está en el momento. Me gusta más Repsol porque si termina la semana en los 10,50 euros, dejaría una figura interesante para retomar las subias en próximas semanas. Sería un martillo, tiene muchos niveles de sobreventa y es un valor intersante a pesar de la caída del crudo y los factores que le afectan.



El mercado está muy nervioso y más que sectores, veríamos oportunidad en valores defensivos como eléctricas y utitilities.

Declaraciones a Radio Intereconomia