Los empleados de Santander España han aprovechado la renovación de sus móviles de empresa para recaudar fondos con un destino solidario. Han conseguido en total 206.000€, en apoyo a proyectos específicos de la Asociación Española contra el Cáncer, ACNUR y Cruz Roja.

Al recibir su nuevo terminal de trabajo, los empleados podían quedarse con su anterior teléfono realizando una donación mínima de 25 euros para el proyecto solidario que eligieran. Además, los móviles devueltos por sus usuarios fueron subastados. 

Del total recaudado, 146.802 € fueron entregados a la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) para su proyecto “Investigación en cáncer infantil: sarcoma de Ewing”, que busca detectar este tipo de cáncer antes de que desarrolle metástasis, lo que supondía elevar la supervivencia media del 30% al 70% en estos enfermos con una edad media de 15 años.

Ramón Reyes, vicepresidente de la Fundación Científica AECC, señala que “el cáncer infantil no se puede prevenir ni detectar precozmente, y la investigación es la única arma que tenemos para combatirlo en los más pequeños”, y agradece “al Banco Santander su apoyo continuo a la Asociación Española Contra el Cáncer en su labor al servicio de la sociedad española para prevenir e investigar el cáncer y ayudar a las personas enfermas y sus familiares.” Reyes añade: “Quiero dar especialmente las gracias a todas las personas del banco que con su generosa colaboración han hecho posible esta donación, que contribuye a progresar en el conocimiento de este devastador cáncer infantil, el sarcoma de Ewing.” 

Otros 30.489€ han facilitado la entrega por parte de ACNUR de kits de supervivencia a 705 refugiados procedentes de Siria e Irak y que actualmente se encuentran en Jordania. 

Y, por último, Cruz Roja ha recibido 29.544 € para su proyecto de Alimentación InfantilBecas Comedor Escolar, enmarcado en su llamamiento de ayuda “Ahora + que nunca”, y que se centra en el colectivo infantil, en especial, en el caso de familias en situación de vulnerabilidad.

Banco Santander tiene como misión principal contribuir al progreso económico y social de las personas y de las empresas de forma responsable y sostenible y, con actividades como esta, ha ayudado a más de 429.000 personas en España en 2016. El banco mantiene un firme compromiso con las comunidades en las que opera y en 2016 dedicó 209 millones de euros a inversión social, de los que 157 millones se destinaron al apoyo a la educación superior -1.200 acuerdos con instituciones académicas-, y 52 millones a programas de apoyo a la comunidad, que beneficiaron a 1,7 millones de personas en los países donde se encuentra. Banco Santander se situó en 2016 como el primer banco europeo en el índice DJSI, del que forma parte desde el año 2000. También está incluido en el índice FTSE4Good desde 2003