Durante el primer semestre Mapfre obtuvo un beneficio antes de impuestos de 814 millones de euros, un 13,5% inferior al del mismo periodo de 2014. Mientras que elbeneficio atribuible se situó en 316 millones, reflejando una caída del 31%.


 
Estos números se han visto afectados, entre otros factores, por una siniestralidad excepcionalmente alta en Estados Unidos y una mayor tasa impositiva en algunos países, como Brasil y Colombia.

 Los ingresos de Mapfre en los seis primeros meses de este año se incrementaron un 5,8 por ciento, hasta alcanzar los 14.519 millones de euros, y las primas ascendieron a 12.175 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 3,3 por ciento. Durante el primer semestre de este año, destaca el crecimiento del seguro No Vida en la mayoría de los mercados estratégicos (España, Estados Unidos, Turquía y México) y del reaseguro.

Además, desde junio de este año ya consolida en las cuentas la operación de Direct Line en Italia y Alemania, que aporta más de 58 millones de euros en primas. Excluyendo el efecto de la no consolidación de CatalunyaCaixa, los ingresos en los seis primeros meses del año habrían crecido un 8,5 por ciento y las primas un 5,7 por ciento.

Los activos totales se incrementaron un 11,9 por ciento, hasta los 67.757 millones, y el patrimonio atribuido a la sociedad dominante se situó en 8.721 millones, lo que representa un incremento interanual del 2,8 por ciento.

El ahorro gestionado se incrementa un 1,7 por ciento, hasta los 37.718 millones y las provisiones técnicas de Vida un 3,2%

resultados mapfre