Ayer llegó la decisión…y hoy la reacción. Fitch rebajó el rating a largo plazo de Bankia, Popular y Liberbank. Las tres recortan posiciones en la apertura.


En concreto, Fitch rebaja el rating de Bankia desde 'BBB-', en grado de inversión, a 'BB+', el primer escalón de la categoría de especulación. En este último grado ya se encontraban los otros cuatro bancos, pero ahora Fitch rebaja a Popular dos escalones más (desde 'BB+' a 'BB-') y uno a Cajamar (desde 'BB' a 'BB-'), y a BMN y Liberbank (estos dos últimos desde 'BB+' a 'BB'). 

"Las iniciativas legislativas, regulatorias y políticas han reducido sustancialmente la probabilidad de apoyo soberano para los bancos comerciales de Estados Unidos, Suiza y la Unión Europea", esgrime la agencia.

La reacción no se ha hecho esperar. Los títulos de Banco Popular ceden más del 0.8% y bajan hasta los 4.7320 euros en la apertura. Por su parte, Bankia supera el medio punto porcentualde caída - hasta los 1.2140 euros - con Liberbank retrocediendo más de un punto porcentual que le lleva a los 0.7730 euros. 

Tras conocer la decisión, Banco Popular ha remitido un comunicado a la CNMV en el que señala que "Fitch ha retirado la probabilidad de apoyo soberano que incorporaba el rating de largo plazo de la entidad". "Esta acción se produce en el contexto de una revisión a nivel global por parte de Fitch de la probabilidad de apoyo soberano, como resultado de los nuevos desarrollos regulatorios y legislativos sobre la resolución de entidades financieras", añade la nota.

Por su parte, Bankia ha informado de todas las acciones de rating llevadas a cabo por Fitch. Asimismo, recuerda que "las acciones de rating se enmarcan dentro de la revisión realizada por la agencia del apoyo soberano a los bancos a
nivel globa
l, y en línea con las expectativas anunciadas por la agencia en marzo de 2014".

En el caso de BMN, recuerda que la rebaja se produce "como consecuencia del proceso reciente de la aplicación de la Directiva Europea de Recuperación y Resolución (BRRD) y el establecimiento del Mecanismo Único de Resolución, y refleja la reducción de la probabilidad de que los bancos sean ayudados por los estados".