La entidad ha logrado incrementar sus beneficios con un márgen de intereses y comisiones que crecen aunque, dicen los expertos, sin sorpresas.

Liberbank cerró el primer semestre del año con un beneficio de 125 millones de euros. El crecimiento del márgen de intereses fue del 15,5% en tanto que el márgen recurrente del negocio minorista, cuenta la compañía en la nota de prensa, consolida su evolución positiva con una aportación al márgen de intereses de 103 millones, un 21% por encima de lo aportado en el período previo. 

Con una reducción del volumen de activos en mora, la tasa de mora se colocó en el 10,3, en torno a 0,4 puntos inferior al trimestre previo. El ritmo de apertura de nuevas operaciones crediticias creció un 34,1% en términos interanuales. A esto es precisamente a lo que apuntan los expertos cuando resaltan las cuentas "pobres" de la entidad en la parte alta de resultados. Pues aunque la parte baja consigue hacer lo correcto, "es la parte alta de la cuenta la que queda algo más floja de lo esperado", reconoce Juan Luis García Alejo, de AndBank

En el segmento de pymes y autónomos el incremento interanual de la nueva producción fue en los seis primeros meses del año del 55,6 por ciento  Las ratios de solvencia se situaron en el 13,4 por ciento CE Tier 1 y el 13,9 por ciento Tier 1.

El Grupo Liberbank mantiene la mejora del equilibrio de su balance y la sólida posición de liquidez, con una reducción interanual de la ratio de créditos sobre depósitos hasta situarse en el 90,5 por ciento y una ratio de liquidez a corto plazo superior al 400 por ciento, al tiempo que continuó profundizando en la política prioritaria de mejora de la eficiencia.