MADRID, 08 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .-
La nueva tasa Draghi no solo afectará a entidades privadas, sino que los organismos públicos que tengan dinero depositado en las arcas del Banco Central Europeo también tendrán que hacer frente a un tipo de interés negativo, lo que en el caso de España afectará al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, según ha informado este martes el diario digital El Confidencial.

Esta nueva norma ha provocado que varias instituciones empiecen a retirar sus fondos de las arcas del banco comunitario y empiecen a explorar otras opciones como son las letras del Tesoro.

De todos modos, la trimestralidad de las liquidaciones hace que aún sea demasiado pronto para sacar conclusiones de sobre cómo afectará esta reforma a los depósitos con los que cuenta la reserva para pensiones del Estado español, que a finales de 2013 alcanzaba los 53.744 millones en activos y que cuenta con una remuneración muy baja (pasó del 0,8% en 2011 al 0,19% en 2011 y hoy en día se sitúa en el 0,09%).

Además, la regulación española establece que la cuenta del Fondo deberá abrirse obligatoriamente en el Banco de España, por lo que la Administración no tiene la oportunidad de buscar otras opciones que permitan al Estado evitar la tasa, de un interés negativo del 0,10 para la facilidad de depósito.

G.D.