La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) lo tiene claro; el mundo está instalado en una trampa de bajo crecimiento de la que hay que salir. Tanto es así que la economista jefe de la institución afirma que de no hacerlo tardaremos 70 años, en lugar de 35, en duplicar nuestra calidad de vida.
 
Las previsiones de la OCDE son claras, el mundo crecerá este año un 3%, igual que el año pasado, aunque esa cifra mejorará hasta el 3,3% en 2017.

La causa principal para este bajo crecimiento es la mayor debilidad del comercio mundial de bienes y servicios que ha ocasionado la desaceleración de China y otros países asiáticos.
El secretario general de la organización, el mexicano Ángel Gurría, ha dicho que “el crecimiento será plano en las economías desarrolladas y se ha debilitado en muchas emergentes”.

Además, ha explicado que “la desaceleración de la productividad y el aumento de la desigualdad están haciendo crecer los retos”. Gurría ha recomendado que “es urgente que se tomen medidas para asegurarse que salimos de esta desagradable senda de crecimiento y que situemos a nuestras en economías en niveles que nos permitan mantener los actuales niveles de vida para todos”.

crecimiento de la desigualdad


Con esto se refiere a que son necesarias medidas de corte fiscal y monetario además de reformas estructurales. La economista jefe de la institución ha explicado que “si no se toman las decisiones necesarias para mejorar la productividad y el potencial de crecimiento tanto las generaciones más jóvenes como las mayores estarán peor que ahora”.  Ha dicho que “cuanto más tiempo sigan las economías atrapadas en esta trampa de bajo crecimiento más difícil será para los gobiernos cumplir con las promesas”. Se refiere con esto tanto a la posibilidad de que las nuevas generaciones consigan empleo, como a la capacidad de los gobiernos de hacer frente a las pensiones.

Previsiones económicas
El organismo espera un crecimiento para España este año del 2,8% y del 2,3% el próximo ejercicio, muy por encima de lo que se prevé para la eurozona (1,6%-1,7%). Unas previsiones que, en el caso de nuestro país, se quedarían alejadas de las cifras conocidas en el primer trimestre. En los tres primeros meses del año el PIB se expandió un 0,8%, que pasaba al 3,4% en tasa interanual.  


Para Estados Unidos prevé una ralentización del crecimiento de su economía desde el 2,4% en 2015 al 1,8% este ejercicio.

En el caso de China, la OCDE cree que su PIB acabará este año con una expansión del 6,5% que se reducirá al 6,2% en 2017.

Gurría ha explicado que los riesgos a los que se enfrenta la economía mundial son varios: el Bréxit. Estima que si se produce la salida del Reino Unido de Europa, el PIB del país será un 5% más bajo en 2030 que si se mantuviese dentro.

ocde crecimiento


QUIZÁ LE  INTERESE LEER:
Deustche Bank da la respuesta a cinco dudas de los inversores