La filial de IBERDROLA en Brasil, Neoenergia, pretende vender activos por un valor de 711 millones de reales brasileños, alrededor de 197 millones de euros, según fuentes de la compañía española.
 
Neoenergia pretende vender sus participaciones en Afluente Geraçao de Energía Eléctrica, del 87,84%. Del mismo modo, estima que venderá también las de Bahía PCH, GoiásSulSA y EnergyWorksdoBrasil, teniendo en cuenta que el 100% de ambas está en sus manos. Por último también se pretende deshacer de RíoPCH (70%). Según el diario Expansión, “en el caso de Afluente Geração de Energia Elétrica, Iberdrola cuenta además de forma directa con un 8,5%, del que también se desprenderá, por un importe de 8,7 millones de reales brasileños (unos 2,4 millones de euros) a través de esta operación”. Los cinco activos suman una potencial total de 271,7 MW.

Iberdrola afirma que ha decidido realizar estas desinversiones con el fin de “centrarse en instalaciones de mayor envergadura y capacidad”. Además, añade que “mejorarán la capacidad operativa y financiera, de cara a las inversiones comprometidas en la actualidad y para los próximos años”.

El comprador de todos estos activos es una empresa energética, llamada Contour Global do Brasil Paticipaçoes.
La empresa española, Iberdrola, lleva actuando en Brasil desde el año 1997, mediante su participación en el holding Neoenergia, del 39%. Tiene como socios, entre otros, al Banco do Brasil (12%) y Previ (49%).

El diario Cinco Días ha informado de que “Iberdrola afirma que gracias a esta operación se ha convertido en la primera compañía distribuidora de energía eléctrica por número de clientes en Brasil, donde ya atiende a unos 13 millones de clientes”.