Nicolás Fernández, director de análisis de Banco Sabadell, considera que el BCE anunciará medidas, pero no creo que apruebe en la reunión del 22 de enero un programa de expansión cuantitativa.
 
"Las medidas que tome el BCE en la próxima reunión deberían conseguir, desde el nivel actual, al menos un rebote.

Las medidas que puede anunciar es probable que se queden cortas, aunque puede anunciar más cosas…pero son los riesgos geopolíticos los que más afectan a Europa en 2015. Este año, además, subirá la volatilidad.

La clave para ver subidas de la bolsa de manera clara serán, como el año pasado, los beneficios empresariales. Somos positivos en esta cuestión, sobre todo a partir del segundo semestre del año en Europa, porque hay dos temas que apoya como son la debilidad del euro y la caída del crudo. Pensamos que tendrá una repercusión positiva en todas las compañías, no así en las petroleras".




*Declaraciones a Radio Intereconomía