La operadora holandesa ha colgado el cartel de “se vende” al 5% de la filial alemana de Telefónica, O2 Alemania. Entre tanto, la operadora española sigue pendiente de la aprobación por parte de la Comisión Europea de la Competencia de la venta de la rama británica de O2. 

Otro capítulo más en el culebrón de las operadoras y en los amores y desamores entre compañías del sector. Hoy hemos conocido que KPN ha puesto a la venta el 5% de Telefónica Deutschland o, lo que es lo mismo, O2 Alemania. Con esta operación KPN reducirá su participación en la compañía germana al 15,5% del capital. El consejero delegado de KPN, Eelco Blok, afirmó que “la venta parcial de acciones crea valor para los accionistas y al mismo tiempo la operadora mantiene una exposición atractiva a Telefónica". De hecho, KPN pretende distribuir aproximadamente el 70% de los ingresos procedentes de esta venta entre sus accionistas en 2016 como dividendo.

Hoy O2 Alemania o Telefónica Deutschland cae con fuerza en el mercado alemán. En la apertura ha dejado un importante hueco bajista y actualmente el precio se está jugando la directriz alcista de largo plazo. Por ello, es importante que no cierre por debajo de los 5,2 euros. 

COTIZACIÓN O2 ALEMANIA (TELEFÓNICA DEUTSCHLAND): 
o2 almania



Parece que las acciones de Telefónica España no se ven afectadas por este movimiento y caen ligeramente. Aunque en este punto cabe recordar que la propia Telefónica está batallando por cerrar la venta de la parte británica de O2. En marzo la operadora española y Hutchison Whampoa alcanzaron un acuerdo definitivo para la venta de O2 UK al grupo inversor de Hong Kong por un importe de 10.250 millones de libras esterlinas (aproximadamente 14.000 millones de euros al tipo de entonces). Sin embargo, el endurecimiento del discurso por parte de la Comisión Europea sobre las fusiones en el sector de las telecomunicaciones ha obstaculizado esta operación. De hecho, Telefónica ha experimentado caídas fuertes en bolsa por las trabas de la Comisión de la Competencia, pues la compañías presidida por Alierta ha dedicado una parte sustancial de los fondos a reducir el ratio de apalancamiento, que a cierre de septiembre (teniendo en cuenta los fondos de la venta de O2 UK) era de 2,32 veces, por debajo de las 2,35 veces previstas.