■ "A lo largo de este periodo de crisis, el Banco ha sido el grupo internacional con la mayor calidad y consistencia en sus beneficios y en sus dividendos".

■ El Consejo de Administración acordó ayer abonar, a partir del 1 de agosto, un primer dividendo a cuenta de 2010 de 0,13 euros, igual al pagado el ejercicio 2009.
■ El Banco ofrecerá de nuevo la opción de cobrar en acciones el segundo dividendo a cuenta de 2010, que se pagará el próximo mes de noviembre, y en función del nivel de aceptación y de las condiciones del mercado, podría ofrecerse también esta posibilidad en el pago del tercer dividendo a cuenta, en febrero de 2011.

■ "Tengo gran confianza en el futuro. El Grupo Santander está mejor preparado que nunca para crecer y mejorar sus resultados".
■ "Estoy convencido de que los mercados terminarán reconociendo nuestras ventajas y que el precio de la acción del Banco reflejará pronto el verdadero valor del Santander. A los precios actuales la rentabilidad por dividendo es de alrededor
del 7,5%"

■ Botín anuncia que el Grupo ha captado 30.000 millones de euros con el Depósito Ganador, lo que representa un aumento de cuota de 2,1 puntos en España. La campaña ha atraído a 191.000 clientes, de los que 89.300 son nuevos.

■ "El crecimiento de los depósitos del Grupo en lo que llevamos de año ha sido de 75.000 millones"
■ "Es importante combinar una mejor supervisión con pocas reglas y muy claras".

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha presidido hoy la Junta general de Accionistas de la entidad, en la que se han aprobado las cuentas correspondientes a 2009. El Banco obtuvo el pasado año un beneficio neto atribuido de 8.943 millones de euros, lo que representa un aumento del 0,7% respecto al ejercicio anterior, y unos resultados extraordinarios de 2.587 millones que se han dedicado en su integridad a fortalecer el balance. "El Banco Santander se ha situado por tercer año consecutivo entre los cinco primeros bancos del mundo por beneficio. La crisis ha puesto de manifiesto lo acertado de nuestra estrategia", señaló Botín, y describió los rasgos que definen el modelo Santander:

▪ Modelo de banca comercial enfocado al cliente. "El Santander es, ante todo, un banco comercial que desarrolla su actividad en mercados que conoce bien y donde tiene ventajas competitivas". Respecto a España, indicó que "estamos manteniendo una intensa actividad" y
destacó el lanzamiento del Depósito Ganador "cuya finalidad principal es captar clientes y aumentar nuestra cuota de mercado". Botín anunció que "en esta campaña se han captado 30.000 millones de euros entre 191.000 clientes, de los que 89.300 son nuevos, y a los que estamos vinculando mediante la oferta de otros productos del Grupo. El resultado de esta campaña nos ha permitido aumentar 2,1 puntos porcentuales nuestra cuota de depósitos en España, un salto sin precedentes desde que en 1989 lanzamos la Supercuenta".

"Claramente, la agilidad comercial y el sentido de la anticipación, dentro de un modelo de banca comercial que conocemos bien, son el fundamento de nuestra estrategia", añadió.

▪ Diversificación geográfica. "La diversificación internacional es la vía para asegurar un crecimiento sostenido y una moderación de los riesgos. Nunca han sido tan evidentes estas ventajas para el Grupo como en la crisis actual. Nuestra posición predominante en nueve
grandes mercados (España, Portugal, Alemania, Reino Unido, Brasil, México, Chile, Argentina y zona nordeste de Estados Unidos) nos permite compensar oportunidades y riesgos sin apartarnos de nuestro modelo. Esta diversificación de negocios es algo único en
la banca internacional. Conseguir esta diversificación no ha sido fácil y ha requerido un proceso prudente y gradual de adquisiciones y de crecimiento orgánico, cuya ejecución nos ha llevado muchos años y que es muy difícil de replicar por cualquier competidor internacional".

Así, respecto a Brasil resaltó las enormes oportunidades de crecimiento futuro que ofrece el país, "uno de los claros ganadores de la actual situación internacional". Recordó que el beneficio del banco en Brasil representa ya el 20% de los beneficios operativos del Grupo y
adelantó que "en el primer semestre de este año se está confirmando esta evolución con resultados muy positivos, que están en línea de superar los objetivos que nos habíamos marcado para este ejercicio". Sobre Reino Unido señaló que "está siendo otra de las más
eficaces palancas de crecimiento de nuestros resultados" y que "Banco Santander es ya uno de los competidores de más prestigio y reconocimiento del país. Los resultados de Reino Unido representan un 16% de los beneficios operativos del Grupo en 2009".

También se refirió a EEUU, donde "Sovereign ha entrado ya en beneficios y está en línea de superar ampliamente los 250 millones de dólares en 2010". Botín se mostró convencido de que "Estados Unidos será en los próximos años otra de las grandes fuentes de crecimiento de los resultados del Grupo", e indicó que "el objetivo es que en 2010 los beneficios de nuestros negocios en el país representen el 5% de los obtenidos por todas las áreas de negocio del Grupo y que en 2011 asciendan a 1.150 millones de dólares".

Comentó la rapidez con la que el grupo está avanzando en Alemania, donde el banco "ocupa ya la quinta posición del país por número de clientes" y valoró positivamente la evolución de las actividades en México, "impulsadas este año por la recuperación del país".
"En base a las favorables perspectivas de este mercado, hemos decidido comprar la participación del 25% de Banco Santander México que tenía Bank of America, lo que ha supuesto una inversión de 2.500 millones de dólares", explicó.

▪ Fortaleza financiera. "La crisis ha diferenciado sin duda a las entidades en función de su fortaleza financiera y de la gestión de sus riesgos", dijo Botín. Destacó los ratios de capital del Banco, con un core capital al cierre de 2009 del 8,6%, "dos puntos superior que al
principio de la crisis y que compara favorablemente con el de nuestros principales competidores". Insistió en la "especial atención" que el Grupo ha dedicado siempre a la liquidez. "Nuestro modelo de negocio nos proporciona una amplia base de depósitos estables
que en 2009 crecieron un 21%. El crecimiento de los depósitos del Grupo en lo que llevamos de año ha sido de 75.000 millones de euros, un 14,6% más. Añadió que "el Grupo cuenta con una buena estructura de deuda, con vencimientos extendidos adecuadamente en el tiempo y una vida media de 4,5 años", y que durante 2010 ha colocado nuevas emisiones por importe de 18.100 millones. "Esta estructura de financiación nos pone a cubierto de eventualidades futuras y compara muy favorablemente con los ratios de nuestros principales competidores".

Sobre la gestión de riesgos, recordó que la tasa de morosidad cerró el año pasado en el 3,24%, mientras que la cobertura se situó en el 75%, con unas provisiones genéricas superiores a los 6.000 millones de euros. En España, añadió, "tanto Santander matriz como
Banesto cerraron 2009 con tasas de mora del 3,41% y 2,97%, respectivamente, en torno a dos puntos por debajo del promedio del sector, que se situaba en el 5,02%. Estos diferenciales se han mantenido durante los tres primeros meses de 2010". También insistió
en que la exposición del Grupo al riesgo de créditos en el sector inmobiliario está cubierta al 29% con provisiones específicas y al 50% si se tienen en cuenta las genéricas y, "por tanto, nuestro riesgo inmobiliario está totalmente acotado y cubierto".

El presidente de Banco Santander se refirió durante su intervención en la Junta general de Accionistas a la política de dividendos. Señaló que "los buenos resultados del Grupo, la fortaleza de nuestro balance y nuestras excelentes perspectivas justifican plenamentemantener nuestra tradicional política de dividendos" y recordó que con cargo al ejercicio 2009 se han destinado a retribuir a los accionistas 4.919 millones de euros, un 2% más que el año anterior, manteniéndose el pay-out en torno al 50%.

También dedicó unas palabras a comentar la evolución de la acción Santander en 2009 -se revalorizó un 71%, un 24% superior a la del índice europeo de valores bancarios- y en los primeros meses de 2010, y señaló que en la evolución negativa de los últimos meses "han
influido, sin duda, las incertidumbres sobre la economía y el riesgo de España que, a mi juicio, están siendo sobredimensionadas". "Estoy convencido de que los mercados terminarán reconociendo las ventajas de nuestra diversificación y las evidentes perspectivas
de crecimiento en la mayoría de los mercados en los que estamos presentes, así como el fuerte control de los riesgos; y que el precio de la acción del Banco reflejará pronto el verdadero valor del Grupo Santander. A los precios actuales, la rentabilidad por dividendo es
de alrededor del 7,5%".

Economía española y sistema financiero

Respecto a la economía española, Botín señaló que "atraviesa serias dificultades que se están reflejando, desde el punto de vista financiero, en problemas de acceso a la financiación externa, en un aumento de los diferenciales de nuestra deuda y en una caída de la Bolsa.

Estos efectos, unidos a la cifra elevada de paro y a la pérdida de competitividad de nuestra economía, requieren medidas de ajuste profundo".

"Creo -y así lo he señalado ya públicamente- que las decisiones adoptadas para la reducción del déficit van en la dirección correcta para cumplir con los compromisos contraídos con Europa, aunque requerirán firmeza y continuidad en el tiempo. La reducción del déficit
público es condición necesaria para la recuperación económica, pero no es suficiente. Me parece indispensable actuar de forma que la economía pueda crecer más y, de esta manera, reducir el paro y contribuir al equilibrio de las cuentas públicas. Esto sólo es posible con unas reformas muy serias en diversos ámbitos como el sistema financiero, el mercado laboral, la educación y el sector energético".

"En el sistema financiero -continuó Botín- se están dando ya pasos importantes, pero hay que completar la reestructuración de las cajas de ahorro y dotarlas de una nueva normativa que les permita captar capital en condiciones de mercado. En suma, darles herramientas
para que pueda fluir el crédito".

"No voy a entrar en el contenido concreto de estas reformas. Me limito a subrayar la necesidad de que en este tema se actúe urgentemente, con profundidad y con visión de futuro. Estoy convencido de que, si se adoptan las medidas adecuadas, España tiene
todas las capacidades para salir adelante de la crisis. En concreto, contamos con empresas de primera línea, competitivas y abiertas al exterior, así como con un amplio potencial de crecimiento en muchos sectores económicos y, sobre todo, con una generación
de profesionales mejor preparada que nunca para asumir los retos del futuro. Estos son los fundamentos de mi confianza en nuestro país", afirmó.

El presidente explicó el papel especialmente activo que está teniendo el banco en la discusión sobre los cambios regulatorios que a nivel internacional pueden afectar al sistema financiero y reiteró que, "en nuestra opinión, es importante combinar una mejor
supervisión con pocas reglas y muy claras". Además, recordó que "estamos asistiendo en diversos ámbitos a un nuevo impulso en la regulación del sistema financiero" y señaló la posición del banco en diversos temas:

- "El tamaño de las entidades financieras no es, en si mismo un factor de riesgo. Más importante que el tamaño son los riesgos efectivos en los que se puede incurrir y, si se quieren limitar las repercusiones sistémicas de una crisis, habrá que imponer requerimientos adecuados, en especial de capital, para aquellos riesgos que están en el origen de la misma.

- Todas las entidades deberían someter a sus supervisores los denominados living wills, lo que permitirá mitigar los efectos que sobre el sistema financiero pueda tener una situación de crisis. Botín recordó que "el Grupo Santander ha sido el primero en el mundo en presentar a su supervisor este documento" y se mostró convencido de que "la naturaleza de los negocios del Grupo, así como su funcionamiento a través de bancos filiales que cuentan con autonomía de capital y financiación, son factores que mitigan de manera muy significativa su riesgo".

También dijo que "son positivas las iniciativas de Basilea para potenciar la importancia del capital de calidad, core capital, y para hacer más transparentes y comparables os instrumentos de capital y sus ratios; así como para establecer criterios en materia de liquidez
y de financiación aplicables a todas las entidades financieras". "No obstante, es necesario ser muy cuidadosos al abordar estas reformas, dada la gran diversidad de entidades objeto de regulación, con modelos de negocio en ocasiones diametralmente diferentes". Por ello,
consideró "fundamental" el papel de los superviores locales e insistió en que "es preciso actuar con cautela, sin perder de vista los efectos que las nuevas regulaciones puedan tener sobre la economía y respetando un marco competitivo. No está justificado el establecimiento de impuestos especiales para la banca, que penalizarían a las entidades financieras que, como los bancos españoles, no han recibido ayudas
públicas".

Botín hizo referencia a la política del banco en materia de gobierno corporativo y de responsabilidad social corporativa. Destacó la gran experiencia del Consejo de Administración e indicó que cuenta con "el equilibrio adecuado entre consejeros ejecutivos y externos". "Actuamos siempre con la máxima transparencia. Nuestro Consejo seguirá velando por el control de los riesgos y por el mantenimiento de un modelo de negocio que no se aparte de nuestros principios tradicionales de banca comercial, centrado en actividades y
mercados que conocemos bien y donde tenemos claras ventajas competitivas", apuntó. Además, recordó que el Banco se ha adelantado en la implantación de las mejores prácticas en materia retributiva y que "este año se anticipa una vez más al someter al voto consultivo
de esta Junta el informe sobre política de retribuciones de los consejeros".

Respecto a las actuaciones en el ámbito de la responsabilidad social corporativa, explicó que en 2009 Banco Santander dedicó el 1,4% de su beneficio a estos fines, canalizándose el grueso de esta inversión a través de Santander Universidades. "Es una alianza única en el
mundo entre la empresa y la universidad en 20 países, que incluye acuerdos con 833 universidades, la concesión de 14.456 becas al año y el acceso de casi 200 mil universitarios su primer empleo a través del Portal Universia. La relevancia y la dimensión de Santander Universidades es enorme", dijo, y recordó que hace diez días, el banco reunió en Guadalajara (México) a más de 1.000 rectores de España, Portugal, Latinoamérica y de otros países como EEUU, Reino Unido y China en el II Encuentro de Rectores de Universia.

Botín finalizó su intervención ante los accionistas con un mensaje de confianza en el futuro del Banco. "Es evidente que la economía internacional se encuentra aún en una fase de incertidumbre que afecta a nuestra actividad en algunos de los mercados en los que estamos presentes, fundamentalmente en España. Sin embargo, la diversificación de nuestros negocios con una fuerte base en países como Brasil, Chile, México y Estados Unidos, en claro ciclo de recuperación; la excelente evolución de nuestro banco en el Reino Unido y el
conjunto de los resultados alcanzados por nuestro Grupo en los cinco primeros meses del año nos dan una gran confianza sobre nuestros beneficios en 2010".

"Esperamos conseguir este año unos resultados que se sitúen en el entorno de los obtenidos en 2009. Asimismo, mantendremos en 2010 la retribución por acción del ejercicio 2009, que fue de 0,60 euros". En esta línea, anunció que el Consejo de Administración acordó ayer
abonar, a partir del próximo 1 de agosto, un primer dividendo a cuenta del ejercicio 2010 por un importe de 0,13 euros por acción, que es igual que el pagado el año anterior.

El presidente de Banco Santander recordó la gran aceptación del programa de retribución Santander Dividendo Elección -un 81% del capital optó por cobrar en acciones, en vez de en efectivo, el segundo dividendo a cuenta de 2009- e indicó que el Banco ofrecerá de nuevo
esta opción a los accionistas para el cobro de un importe equivalente al segundo dividendo a cuenta de 2010, en noviembre próximo. "En función del nivel de demanda y de las condiciones del mercado, podría ofrecerse también esta opción en la fecha habitual del pago
del tercer dividendo a cuenta, en febrero de 2011", añadió.

"Todo ello pondrá de manifiesto que, a lo largo de este periodo de crisis, Banco Santander ha sido el grupo financiero internacional con la mayor calidad y consistencia en sus beneficios y dividendos", continuó Botín. "Pero más allá del presente ejercicio, quiero decirles que soy
muy optimista sobre las perspectivas futuras del Grupo. No hay otro grupo financiero en el mundo que cuente con las características del Banco Santander: diversificación, masa crítica en los mercados en los que opera y grandes oportunidades de crecimiento. Por ello,
tengo gran confianza en el futuro. El Grupo Santander está mejor preparado que nunca para crecer y mejorar sus resultados. Estamos saliendo muy reforzados de la crisis, que ha puesto de manifiesto la fortaleza de nuestro balance y de nuestro modelo de gestión".
Alfredo Sáenz: "2010 es un año difícil, pero lo miramos con optimismo y con la confianza que tenemos en la solidez de nuestro modelo"

El Consejero Delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, explicó a los accionistas la favorable evolución de los resultados en 2009 y en el primer trimestre de 2010, y adelantó su visión para el resto del ejercicio. "El grupo tiene un modelo de negocio sólido y recurrente que
sigue dando sus frutos en el primer trimestre de 2010. Para el resto del año vemos una dinámica similar: solidez de ingresos por margen de intereses y comisiones, ayudados por el crecimiento que aportan nuestros bancos en mercados emergentes; con unos costes planos
y unas dotaciones que consumen el 40% del margen neto del grupo y que estimo se van a ir comportando progresivamente mejor a partir de ahora".

Sáenz aseguró que "seguimos trabajando para asegurar los resultados del año y para mejorar nuestra capacidad de generación de resultados a medio y largo plazo. 2010 es un año difícil pero lo estamos mirando con optimismo y con la confianza que tenemos en la
solidez de nuestro modelo". En este sentido, se refirió al borrador de Circular del Banco de España que modifica las provisiones de insolvencias y las coberturas que deben realizar las entidades financieras de los inmuebles adquiridos y adjudicados. Calificó la medida de
"positiva" y añadió que el impacto en el grupo de esta nueva norma es "inmaterial para nuestra cuenta de resultados, lo cual nos hace sentir muy cómodos con nuestros análisis internos y nuestros criterios de riesgos".

Además, describió las razones de su optimismo para los próximos años:
1. Hemos conseguido unos buenos resultados en 2009 a pesar de la dificultad del ciclo económico que atravesamos, y lo mismo va a pasar en 2010.
2. Estamos sólo a medio camino en el proceso de transformación de muchos de nuestros negocios. Por un lado tenemos que seguir capturando sinergias de costes en las unidades que están en proceso de integración y, por otro, seguimos

desarrollando franquicias comerciales sólidas.

3. Tenemos un mix de negocio entre mercados maduros y mercados emergentes que nos da solidez de resultados y nos va a permitir crecer estos próximos años.
4. Nuestra solidez nos está permitiendo seguir prestando, y ganar cuota en crédito y en depósitos, en aquellos mercados donde nuestros competidores están más débiles.
5. El Grupo Santander ha demostrado que puede generar buenos resultados a lo largo del ciclo. Nuestro modelo de negocio, basado en la banca comercial y la cercanía al cliente ha atravesado la crisis prácticamente intacto lo cual nos da mucha confianza de cara al futuro".
"Las perspectivas del Grupo a medio plazo son brillantes. Estas perspectivas no se reflejan a día de hoy en el precio de la acción, pero estoy convencido de que a medida que se calme la tormenta de la crisis en los mercados esto se irá reflejando de forma positiva", concluyó.