CaixaBank y el MAPAMA establecen las bases para promover la cooperación y dotar al sector de instrumentos financieros adecuados.

El banco se compromete a poner a disposición del sector líneas de financiación para contribuir a sus objetivos de modernización, internacionalización e innovación.

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, y la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, firmaron hoy en Madrid un acuerdo para favorecer la eficacia y la competitividad de los sectores agrario, pesquero y agroalimentario en los mercados nacionales e internacionales. El acuerdo marca las bases de la cooperación entre el MAPAMA y CaixaBank y contempla la puesta a disposición del sector de instrumentos financieros adecuados.

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, destacó la “fuerte implicación de CaixaBank,   a través de su línea de negocio AgroBank, para impulsar un sector clave, potenciar las exportaciones y contribuir al crecimiento equilibrado de la economía española”. Para ello, “ponemos a disposición de este sector los recursos necesarios para impulsar su financiación y favorecer a la consecución de retos como la innovación o la internacionalización”.

Entre las principales líneas de actuación que contempla el acuerdo, tiene especial relevancia el apoyo a los proyectos de emprendimiento de personas jóvenes, especialmente mujeres, en el medio rural. Asimismo, el acuerdo busca promover la modernización del sector a través de la renovación de maquinaria y la diversificación económica, apoya el desarrollo sostenible de la pesca y la agricultura, y contempla contribuir con diferentes planes de actuación al desarrollo de la innovación del sector agroalimentario.

En virtud de este convenio, CaixaBank se compromete a establecer líneas preferenciales de financiación para sus beneficiarios: socios de cooperativas, trabajadores autónomos asociados a los sectores agropecuario, agroalimentario, agroindustrial, pesquero, vitivinícola o forestal. La entidad habilitará vías de financiación para apoyar la internacionalización de las empresas agroalimentarias, la modernización e innovación de explotaciones agrarias, la investigación e innovación tecnológica agraria y pesquera y la mejora de flota de maquinaria y equipos agrarios.

Además, las dos instituciones han definido en su acuerdo un marco de diálogo para promover iniciativas de financiación público-privada para proyectos que tengan especialmente en cuenta aspectos medioambientales, de bienestar animal y de calidad.

Más información, pinche aqui