La recuperación tras la crisis del coronavirus está siendo cada vez más notable. Las medidas de restricción se van eliminando y la normalidad va volviendo a tomar forma en nuestras vidas. Sin embargo, ciertos hábitos y tendencias que se impulsaron durante el periodo de confinamiento, siguen y seguirán con nosotros para siempre.

Entre estos nuevos hábitos destaca la implantación del teletrabajo en el sistema laboral. Si bien es cierto que el teletrabajo como única forma de trabajo parece no tener su sitio por ahora, el modelo híbrido está siendo la principal apuesta de grandes compañías.

Javier Mira, CEO y presidente de la multinacional española de soluciones y sistemas de seguridad biométricos, FacePhi Biometría, asegura que “el modelo de trabajo híbrido o totalmente en remoto, si bien no es factible para todas las compañías, es indudable que ha llegado para quedarse en muchos sectores” y añade que, “este cambio de paradigma es especialmente coherente en empresas tecnológicas, como es el caso de FacePhi, donde más del 60% de nuestros empleados son ingenieros cuyo entorno de trabajo es digital durante la mayor parte del tiempo.”

El presidente de la biométrica detalla cómo vivieron en FacePhi el cese de las actividades no esenciales, “gracias al trabajo en remoto, hemos tenido acceso a una bolsa de talento mucho más amplia y variada que nos ha permitido captar talento localizado en cualquier lugar; posibilitando contar con equipos de trabajo que desempeñan día a día sus funciones desde diversas regiones.”

En su modelo de trabajo, FacePhi ve el teletrabajo como una gran opción por la que apostar de cara al bienestar de sus trabajadores, “dar flexibilidad a nuestros profesionales nos permite mejorar su bienestar y hacer que nuestra compañía sea todavía más atractiva a la hora de captar talento en cualquier parte del mundo, por lo que vamos a seguir explorando las posibilidades en esta línea.”

Estrategias de Inversión

Un ejemplo de su apuesta por estos modelos más flexibles es que, en la actualidad, la plantilla de FacePhi está formada por más de 150 profesionales, “un 70% de los cuales trabaja en modalidad híbrida o completamente deslocalizada. En nuestras ofertas de trabajo más reciente, indicamos directamente que el puesto cuenta con posibilidad de teletrabajo si esta modalidad es posible.”

FacePhi -dice su consejero delegado- “es una compañía nativa digital, lo que nos ha permitido adaptarnos con rapidez a las restricciones de movilidad que impuso la crisis sanitaria”. Pese a que el Covid-19 limitó su actividad comercial, debido al parón de los vuelos internacionales y con esto sus viajes de negocio, “la capacidad de trabajo en entornos digitales nos permitió trabajar con normalidad no solo en los proyectos existentes, sino también proseguir activamente en la búsqueda de nuevas oportunidades, permitiéndonos cerrar un ejercicio tan complejo como 2020 con 22 nuevos acuerdos; un 69% más que en 2019”, aclara Mira.

“Ya en 2021, hemos sido muy conscientes de la necesidad de prepararnos para dar importantes pasos en los próximos años, donde los cambios en el ciclo económico y la expansión de la tecnología de verificación digital de identidad a nuevos sectores van a abrirnos un abanico de oportunidades. Con este objetivo, durante este último año hemos apostado por reforzar la estructura de FacePhi para afrontar esta nueva etapa, analizando nuestros procesos, accediendo a nuevas vías de financiación y reforzando nuestra plantilla –hasta en un 135%- a fin de poder asumir más proyectos y de mayor envergadura con garantías.”

Para la compañía biométrica, la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha servido para abrir la puerta a nuevos hábitos a grandes y pequeñas empresas, resaltando la necesidad de digitalizar sus procesos, algo que ha pasado de ser un valor diferencial, a un proceso obligatorio.

En este contexto, han surgido nuevos puestos de trabajos vinculados a ámbitos como la integración de distintas tecnologías, la gestión de datos, la ciberseguridad, etc. La captación de perfiles capaces de gestionar estas nuevas necesidades va a ser un reto para una parte importante del tejido empresarial. En este sentido, desde FacePhi “siempre hemos sido proactivos en la búsqueda de perfiles que nos permitiesen innovar, ser más competitivos y desarrollar tecnología puntera con la que estar a la vanguardia. Es por esto, que seguiremos activos en la búsqueda y captación de los mejores perfiles disponibles para cada una de nuestras áreas y así seguir ofreciendo los mejores productos”.

En la actualidad, las compañías del sector tecnológico estamos viviendo un momento de mucha demanda y, a su vez, una mayor competencia. “En estos momentos es fundamental saber mirar a medio y largo plazo, preparando las estructuras de la compañía y su plan de expansión para el nuevo escenario económico post Covid-19”.