El Tesoro ha colocado 5.700 millones en deuda a 6 y 12 meses. El organismo ha logrado rebajar considerablemente la rentabilidad ofrecida a sus acreedores, mientras la demanda de papel no decae. 

El Tesoro partía la sesión de hoy con el objetivo de colocar entre 5.000 y 6.000 millones de euros en letras a 6 y 12 meses. Finalmente el organismo se ha quedado en la parte alta de la banda manejada, al colocar 5.700 millones. Parece que las aguas vuelven a su cauce tras el acuerdo con Grecia y la animadversión por la deuda periférica disminuye. 

En concreto, el Tesoro ha vendido 811 millones de euros en letras a 6 meses. Esta colocación ha superado con creces a la anterior de este papel, cuando el organismo vendió 680 millones. Además, la demanda total ha sido de 4.4 veces y la rentabilidad media ha descendido al 0.021% desde el 0.126% anterior. 

En el papel con vencimiento a 12 meses el Tesoro ha vendido 4.960 millones, superando a los 3.330 millones anteriores. La demana ha subido a 1.5 veces, desde el 1.4 de la última vez, y el tipo de interés medio ha descendido a niveles de 0.11% frente a 0.248 %.

Tras celebrarse esta subasta la rentabilidad del bono español a 10 años sube ligeramente hasta colocarse en el 2,11% y la prima de riesgo se sitúa en 128 pb. 

TABLA DE BONOS MUNDIALES:
BONOS MUNDIALES