El mercado viene con ligeras caídas pese a la subida de ayer en Estados unidos. Estamos pendientes de los datos macro en esa economía: confianza del consumidor, IPC y la caída está justificada precisamente por unos datos algo más débiles de la economía americana, lo que hace que se aleje la probabilidad de subida de tipos en la próxima reunión.
 
Además, el Banco de Inglaterra ayer no movió ficha aunque volvió a decir que bajaría más los tipos de interés y el banco de Suiza también anunció movimientos. Esto muestra que los merados siguen muy pendientes de lo que harán los bancos centrales.

El próximo miércoles hay reunión de la FED y el Banco de Japón. Quiñones reconoce que  lo que ha sucedido desde agosto – tras la reunión de Jackson Hole – es que los datos que hemos conocido indican que la subida se podría retrasar en el tiempo. “Parece claro que los tipos de interés en los niveles actuales no puede ser permanentes y den algún momento hay que comenzar a normalizarlo”. Los mercados se ponen nerviosos ante cualquier señal de que se puede comenzar a normalizar la política monetaria.

En este entorno, la tranquilidad del mes de agosto con unos mercados que parecían anestesiados se ha seguido de sesiones de alta volatilidad. “Es posible que tengamos algún episodio más y, si se produce, podría abarcar varios sectores. Se pueden aprovechar las caída para tomar posiciones”.

Declaraciones a Radio Intereconomia