Enel Green Power (EGP) ha anunciado la venta de todo el capital de Finerge a First State Wind Energy por 900 millones de euros e incluye el reembolso de los préstamos otorgados por el socio a Finerge. Una vez concluída la operación, EGP saldrá del mercado renovable portugués. 

Enel Green Power  ha anunciado hoy que su filial  en España ha firmado un acuerdo con la empresa portuguesa First State Wind Energy Investments para la venta de todo el capital social de Finerge Gestão de Projectos Energéticos ("Finerge"), filial 100% de EGPE y activa en el sector de las renovables en Portugal. First State Wind Energy Investments se encuentra participada al 100% por fondos gestionados por First State Investments (“FSI”), una empresa global de gestión de activos. El importe total de la venta es de, aproximadamente, unos 900 millones de euros e incluye el reembolso de los préstamos otorgados por el socio a Finerge. Concluida la operación, EGP saldrá del mercado renovable portugués.

“La venta de nuestras plantas en Portugal es parte de nuestra estrategia de gestión activa de activos, un pilar fundamental del plan estratégico 2015-2019 de nuestro Grupo” ha comentado Francesco Venturini, consejero delegado de EGP. “Existe una fuerte demanda de activos renovables y finalizar esta operación en un mercado maduro, representa para nosotros un importante éxito en relación a los compromisos anunciados al mercado a inicio de este año”.

 Finerge es una sociedad cuyo objetivo consiste en el desarrollo, construcción y operación de parques eólicos en Portugal, y actualmente posee indirectamente, a través de filiales, una cartera de plantas operativas con una potencia total instalada consolidada de 126 MW, así como intereses minoritarios por 292 MW.

Finerge también tiene una participación del 35,96% del capital social de ENEOP - Eólicas de Portugal, S.A. ("ENEOP"), empresa que posee una cartera operativa de parques eólicos, con una capacidad total instalada de 1.333 MW. Precisamente los accionistas de ENEOP se encuentran en proceso de segregación de los activos de la empresa. Una vez se complete esta transacción, Finerge se convertirá en el único socio de cuatro compañías titulares de parques eólicos propios con una capacidad instalada total de 445 MW. Al finalizar esta operación, Finerge poseerá una cartera de plantas eólicas en Portugal con una potencial neta instalada total de 863 MW, que equivale a una capacidad neta de 642 MW.

La formalización de la operación de venta, que previsiblemente tendrá lugar durante el cuarto trimestre de 2015, está sujeta a la conclusión de la segregación de los activos de ENEOP.

El precio total de aproximadamente 900 millones de euros está sujeto a los ajustes de precios en consonancia con la práctica estandarizada para este tipo de operaciones. El importe se abonará en su totalidad en la fecha de formalización de la venta, generando en la misma fecha un impacto positivo estimado en la deuda financiera neta consolidada del Grupo Enel Green Power, de unos 550 millones de euros, teniendo en cuenta los efectos de la consolidación de ENEOP. Los beneficios estimados de la operación, incluyendo los efectos del consolidación de ENEOP, se cifran en unos 30 millones de euros.

En 2014 Finerge registró unos ingresos consolidados de unos 38 millones de euros (unos 106 millones de euros pro-forma, teniendo en cuenta los efectos de la consolidación de ENEOP) y un EBITDA consolidado de unos 29 millones de euros (cerca de 90 millones de euros pro-forma considerando los efectos de la consolidación de ENEOP).

Como anunció recientemente EGP, la venta de Finerge y su consecuente salida del mercado portugués de las renovables, forma parte de la estrategia del Grupo Enel Green Power para optimizar su propia cartera y aprovechar así las oportunidades que se presenten en países con mayor potencial de desarrollo, en línea con los objetivos del Plan de Negocio de la Compañía para 2015-2019.